lunes, 4 de febrero de 2008

A un tipo que me miró a los ojos

No es que seas muy guapo, (que no lo eres)
eres más bien feo, pero esas cosas a mí no me importan demasiado
siempre que seas limpio y buenagente...

Tampoco es porque leas poesía
con esa voz melosa y engolada
ese aire teatral y esa camisa suelta.
El disfraz de bohemio no me cala
hace ya mucho tiempo.

¿Que sabes de la vida y de las cosas
porque has leído libros?
¿Qué sabes de la vida y de las cosas?

Siento herirte en tu orgullo intelectual
a mí me gustan cosas más mundanas:
el tamaño de pie
el grueso de los labios
las narices que sepan dilatarse sin vergüenza...
Sobre todo me pierden las miradas
una mirada firme,
desvergonzada, ilógica y hambrienta.
Serena en su reclamo,
de buena educación,
porque las prisas son para las bestias.

Una mirada así tan de voyeur
es un objeto de culto equiparable
a un pelo (original) de Marylin
o un diente de fidel.

La he archivado muy bien para estudiarla
me ayudará a sostener mi teoría
de que en esta tierra de pudores,
en este primer mundo hipnotizado
aún quedan hombres lobos
que no temen morir de una descarga.

15 comentarios:

El isleño dijo...

definitivamente me gustan tus poemas. y si algún días nos vemos, trataré de mantener la mirada así, fijamente... ;-)

Queseto dijo...

Interesante el poema... y el tema...

¿Qué es eso de "tierra de pudores" Ivis?

Ivis dijo...

Isleño, ten cuidado porque a mí cuando me miran así me transformo en loba... jajaja.
En serio, espero un día poder conocerte. Me ha gustado mucho lo que escribiste ayer en el post de Betty.
Mis saludos.

Queseto ¿que quéseto? "Eto" e' Mallorca, la isla de la calma, tierra de introspección, y en mayor medida "eto" e' el primer mundo, la buena educación (que puede ser tan mala a veces).
Espero nadie se ofenda.

El isleño dijo...

Evidentemente tendría que ir preparado para tal contingencia, porque jamás podría renunciar a conocer a alguien que escriba como tu :-)))

Ivis dijo...

Jajaja, Isleñoooo...
Gracias.

Aguaya Berlin dijo...

Las miradas! ese es un tema interesantísimo: aquí en Alemania (es mi impresión muy personal) no saben mirar como en Cuba, desvían la vista si una mantiene la suya, verse la conversación sobre el tema que sea...

El Colorao dijo...

Aguaya tiene toda la razón. En Berlín he mantenido la mirada, seguida de alguna que otra sonrisa y sólo dos veces he logrado encontrar alguna niña que me las devuelva. Y mira que este pelirrojo mira.

Me encanta tu poema, Ivis.

Aguaya Berlin dijo...

Lo lindo, Colorao, es que por estos lares abundan los ojos azules, una rareza en Cuba y, a veces, por pura curiosidad, quisiera uno quedarse mirándolos laaargo rato... pero ni modo :(

Betty dijo...

Pero qué caídas tienes Ivis!!! Que manejo tan genial de los acentos y de los "Que´s":

"Que sabes de la vida y de las cosas
porque has leído libros?
¿Qué sabes de la vida y de las cosas?"

Me ha encantao!

un beso

Ivis dijo...

Pues sí, chicos, es a eso mismo a lo que me refiero, faltan agallas, se ha confundido civilización con represión de los deseos carnales. Claro que no podemos ir por ahí como los aborígenes dándo mazazos por la cabeza y arrastrando por los pelos, pero un poquito de sangre en las venas se agradece. Bueno, la verdad es que el caso que he puesto es extremo, aquí también he descubierto que la forma de ligar es más sutil y eso también tien su encanto, y es que no hay nada tan pesado como alguien que te mire fijamente y te haga sentir incómodo, en fín, creo que lo ideal es el punto medio y sobre todo el buen tacto, la inteligencia emocional, que dicen por ahí.
Gracias, Betty querida.
Y sí, hay más ojos azules, más caras bonitas y muchos más productos de maquillaje.

El isleño dijo...

100 % de coincidencia contigo, Ivis. Nada mejor que la empatía, la comunicación y cierta pizca de satería/ audacia para que las relaciones vayan mudando hasta ser una cosa bien diferente... Aunque casi siempe se empiezan por las miradas (tímidas o descaradas, pero _como en el comercio_ se mira bien "el producto" primero... :-)

Betty dijo...

oye, se me queda una en el estribo sobre las miradas y lo que dice Aguaya, que es real, aquí también en Madrid,...pero bajando un poco al sur, hay que ver como cambia la cosa, en Sevilla, o en Jaén ....me he tropezado cada miradas en la ciudad de Linares que les digo que no tienen nada que envidiarles a las del trópico;-) cosas del temperamento andaluz;-)

El Lazi dijo...

Genial Ivis, apretaste!!!!! con tu permiso M E L O Q U E D O!!!!

Ivis dijo...

Gracias, El Lazi. Un besote, ¿cuándo nos haces tíos?
Chauuuu.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Ivis:
Me había perdido este poema. Muy bueno. Yo sigo mirando, y defiendo el mirar como algo de la cubanía, algo de mi cultura, aunque más de una ha pensado que le quiero robar.
Mi mujer me ha explicado que aqui, mirar a otra persona y mantenerle la mirada se considera un acto de mala educación y que por eso, cuando sorprendes a alguien mirandote, deja de mirarte porque lo ve como algo grosero. Con lo que me encanta a mí que me miren, pero no hay tutía, jejeje. Besitos.
Tadeo