domingo, 14 de septiembre de 2008

Palma en bici

Palma es una ciudad maravillosa para ir en bicicleta a lo largo de su paseo marítimo que recorre kilómetros y kilómetros de costa. Yo este fin de semana disfruté de los últimos días de calor (aún pueden quedar más, alrededor de un mes, pero ya se siente la brisa del otoño) y difruté como nunca esta ciudad que me ha tocado en suerte. Es un privilegio vivir tan cerca del mar y en una ciudad tan bonita.

He cambiado mi melancolía por un par de ruedas. ¡Funciona!
El responsable de mi falta de escritura.

El portixol (puerto pequeño en mallorquín) con su hotel.

Un carril bici junto al mar: ¡qué lujo!

Y las cosas que se ven desde la bici.

4 comentarios:

Amiga Atlántica dijo...

Son cormoranes, Ivisiña, Qué suerte poder verlos tan cerca desde tierra!!!
Biquiños

Ivis dijo...

Jajaja, ¿viste? Es que yo soy una sortuda.

A Cuban In London dijo...

Ay mi santa, como te envidio! Tu tienes un malecon cerca! Yo no! Yo vivo en los pueblos, en las afueras de Londres y esta ciudad no tiene mar por ningun lado. Estoy verde de envidia :-)

Saludos desde Londres.

Betty dijo...

un lujazo sí, me gusta ese cambio de mood sobre dos ruedas, chica como mola Palma!