lunes, 23 de febrero de 2009

La hospitalidad madrileña

La famosa "movida madrileña" no sería tan famosa si los habitantes de esta ciudad no fuesen así de simpáticos, lo que pude constatar en mi reciente y cortísimo (más de lo que yo hubiera deseado) viaje a Madrid durante el pasado fin de semana.
Fue un viaje cargado de sorpresas y gratas compañías: la Betty, bloguera estelar y buenísima amiga, que nos acompañó a Queseto y a mí al concierto de Habana Abierta donde por fín pude ver realizado uno de mis sueños: ver a estos muchachones tocar en vivo esa música que me encanta, música para el alma, como tiene que ser. Luego ver a Michel, viejo amigo de Cuba, y recorrer con él las calles de esa ciudad maravillosa que es Madrid, y ponernos al día con nuestras respectivas vidas, todo un regalo. Ver a mi familia de Alcalá, aunque brevemente, y constatar que a pesar de la distancia el cariño es el mismo, y la confianza, que es lo bueno de la familia, que siempre están ahí.
Lo mejor de todo el viaje fueron sin dudas los nuevos amigos que hice: María, amiga de Queseto y nuestra excelente anfitriona, Alexis Cruz, de la Asociación Homérica de Cuba, a quien Betty tuvo la buena idea de presentarnos, un tipo genial cuya biografía daría para hacer todo un libro, pues es un emprendedor nato con un corazón grandísimo para ayudar a los necesitados y un gran talento para hacer buenos proyectos. Pilar, del Yemayá, una mujer fuera de serie con una energía tan buena, que nos abrió las puertas sin saberlo: energía pura de Yemayá, los encantadores Donia y Javier, quienes apenas a unas horas de conocernos nos abrieron las puertas de su casa como si nos conociesen de toda la vida, al igual que los chicos de Habana Abierta, que fueron encantadores con nosotras y nos brindaron no sólo su música, sino su simpatía, su tiempo y su entusiasmo. Pero de esto les hablaré más detenidamente en otro post, porque el tema (y ellos) lo merecen.
La gente de Madrid, contra el mito aquel que dicta que en las grandes ciudades la gente va a lo suyo, me parecieron abiertos y simpáticos. Hubo anécdotas graciosas como por ejemplo el señor mayor al que le preguntamos una dirección y se ofreció a acompañarnos, o el taxista dicharachero que a las cinco de la mañana nos contaba historias de la ciudad, o el skater que nos dejó montar en su patineta de madrugada cuando íbamos medio borrachas en busca de algún local abierto. Gente amable, sí señor, y muy divertida.
También hubo amigos a los que no pude ver, algunos porque cambiaron de teléfono, otros a los que no pude llamar por cuestiones de tiempo, pero como Madrid está a la vuelta de la esquina me queda el consuelo de que más temprano que tarde Madrid y yo volveremos a vernos las caras. Y aquí les dejo con fotos que Betty tuvo a bien pasarme y otras que saqué de mi móvil, porque no tengo cámara de fotos hasta nuevo aviso.

Con Betty y los muchachos de Habana Abierta, todo un lujo.

Queseto y yo cogiendo cajita, qué lindos, caballero, pero qué lindos.

Aquí disfrutando del concierto.

Con Alexis, de la Asociación Homérica de Cuba, un tipo estelar a quien tuve el placer de conocer gracias a Betty.

Y aquí de nuevo, con Betty, su nuera y Alexis.
Qué rico, caballero, en la sala Clamores con Habana Abierta, tremendo vacilón.

El cartel del concierto.

Con Betty, llegando al local.
Betty y Queseto por Madrid.
Qué linda foto...

12 comentarios:

__MARÍA__ dijo...

¡Estupendo Ivis!
Se ve que gozaste, de eso esta hecha la vida, de pequeños gozos como el que tú has tenido en Madrid.
Besos encantados

Ivis dijo...

Pues sí, María, gocé y reí hasta decir no más.
Un saludo para tí, amiga.

Queseto dijo...

Mi querida Ivis, el viaje ha sido fantástico, qué te voy a decir que tú no sepas. Lo que más me gustó fue oírte decir tantas veces: "Queseto, ¡qué bien me lo estoy pasando!". Esa fue la recompensa.

Ojalá se nos dé todo lo que tanto deseamos.

Ahí queda esa petición para todos los dioses/as de todas las religiones habidas y por haber.

Neysa G dijo...

Que añoranza por mi bello Madrid! Me alegra ver que la pasaron de maravilla. Ya saben, solo ponganse de acuerdo y que se repita de nuevo.

Anónimo dijo...

Las fotos delatan lo esplendida de la velada y veo que ademas paseaste por la calle Princesa.
Como ves los madrileños,a pesar de la fama chulesca que se les imputa,no son tan dificiles de tratar!
Un saludo:ROBERTO

Salva dijo...

Grande!! che bell'incontro Ivis. Tu e Betty. Deve essere stata un'esperienza che non dimenticerai :)
Sono le cose piacevole della vita, incontrare persone dove la chimica é simile, come si dica da noi :)

Un abbraccio,
Salva

Yvette dijo...

Hay que rico!!!!!!!
Un beso, ando a mil.

Betty dijo...

le sacaste el kilo a estos días en los madriles nena! Me encantó la descarga esa noche de jueves con HA, y me encantó Queseto, motor de ilusión y buenos proyectos, un besazo a las dos!

Güicho dijo...

¡Aleluya!, veo que aún hay gente que se divierte en Madriz. Con tanto paro y tanto gilipolla socialista se olvida uno de que la marcha existe.

Lo del hindú de la sociedad homérica cubana me parece confuso. ¿Habla griego? Son muy inteligentes esos cabrones hindúes.

Ivis dijo...

Gente, lo siento por el olvido, hace días que estoy algo pasota, Madrid fenomenal, de regreso a Mallorca esto me parece una aldea, hay tanta marcha allá...
Pero bueno, en la vida tiene que haber de todo, un rato de euforia y otros de paz, yo ahora estoy en lo segundo. Saludos.

Anónimo dijo...

Esto es sin animo de ofensa de ningun tipo, por favor no malinterpretar, es solo una sugerencia para alguien que parece una buena persona: Queseto, si te sacaras un poquito las cejas te ibas a ver mas bonita.

Saludos

Ivis dijo...

Anónimo, creo que pierdes tu tiempo, conozco a Queseto y ella es contraria a todas esas cosas artificiales. Y lleva su razón, no todos en esta vida tenemos que hacer lo mismo, tiene que haber diversidad para que el mundo sea mundo, y sobre todo, tolerancia.