martes, 18 de noviembre de 2008

El día en que todo cambió


Esta foto junto a mis padres me la tomaron en el aeropuerto "José Martí" el 21 de mayo del 2001, el día en que volé hacia España para vivir aquí. No imaginaba entonces cuánto cambiaría mi vida al pisar aquel avión. Quiero creer que en esencia no he cambiado mucho. Fíjense en mi madre lo triste que estaba, y mi padre, aunque pretendía disimularlo con una mueca. Yo en cambio estaba tan ajena a todo... estaba como flotando, ¿sabían que me fui de Cuba por amor? Pues así es, atravesé el océano para vivir junto al hombre con el cual aún vivo, y no me arrepiento, no sólo por el amor, que ha sido el más bonito de mi vida, sino por la experiencia. No hay como emigrar para crecerse y afianzar valores.
Cuando me veo en esta foto pienso en lo que he cambiado, y no sólo por dentro, también mi apariencia (ahora tengo unos kilos de más). Si algo echo en falta es la ingenuidad que me sobraba por aquella época, pero en general me siento bastante conforme con mi vida, aunque quede feo decirlo.

14 comentarios:

Güicho dijo...

Me gusta la foto. Y prefiero ver a tu papá así que llorando.

Chica, pero a ti el jodido "periodo especial" no te hizo daño... Nadita, nadita... No digo yo si el tipo te trajo del cayo.

Tímido como soy por naturaleza, les recomiendo tener un bebé. Amor que tanto dura, lo merece. Y esperar por condiciones ideales es un error. Además, si se trata del bacán con el que sales en unas fotos por ahí en bici o provocando a los toros -va y es un amigo colateral, no quiero meter la pata-, de seguro les saldrá un muñecón (un crío muy guapo en castellano.)

Beso

Ivis dijo...

Jajaja, Güicho, qué rico saberte tan sincero.
Pues no creas que no lo hemos pensado, cualquier día de estos te doy la sorpresa.
Y gracias por el piropo, guapetón.
Aquí entre tú y yo, ¿tú de verdad te crees eso de que los hijos vienen con un pan debajo del brazo? Yo si los tengo será porque me gustan los niños, pero es "tremenda soga" en buen cubano.

La china fuera de la CAJA dijo...

Los que los vamos siempre salimos con cara de 'piraos del mundo' y los que se quedan con esa tristeza mal disimulada que parte el alma, pero cada uno tiene que seguir su camino y encontrar su lugar en el mundo.
Sin dudas, ese día del avión cambia la vida de todo el que lo vivió, seguro que a tus padres también les cambió, pero deben estar muy felices por ti.
Un abrazo desde Madrid.

Ivis dijo...

Tienes razón, Lien, cada uno debe seguir su camino. Bonita tu foto con esa bufanda colorida.
Un saludo, guapa.

Anónimo dijo...

Ivis..yo tambien guardo mi foto de "ese" dia...y todos los que la tenemos vamos con la misma cara de "aturdicion"... Hazle caso al guicho y no lo mires como una soga. Te da otra perspectiva, totalmente diferente, de tu nuevo hogar. Si te vas a quedar (jejejeje) es la unica manera de echar raices. Ah, si son madrugadas de desvelos, masapriete, pero NO es una soga. No vienen con el pan bajo el brazo, pero te animan a pelear por un trozo mas grande, para poderlo compartir.
Saludos desde Texas

Salva dijo...

Immagino la felicita´ che hai avuto quel giorno Ivis.

Sono belli momenti e belli ricordi.

Un Padre e una madre sono sempre con la voglia di stare vicino al figlio o figlia, per custodirli. Per loro non sono mai cresciuti.

E quando sono vecchi i genitori, sono i figli a volerli custodire e volerli vicino. E´ la ruota della vita :)

Cento anni di felicita´ Ivis, per te´ e la tua famiglia.

Un abbraccio,
Salva

Yuya dijo...

Hola ivis, a mi me pasò como atì, pero si me adelantè en lo del bebè. Cuando se sientan preparado entonces pa'lante, esperamos la sorpresa...

Un saludo,yuya:)

Ivis dijo...

Querido amigo de Texas, gracias por tu consejo, es bonito todo eso que dices, creo que a tí en particular te ha cambiado la vida, es muy bonito.
Un beso desde Mallorca para tí y para tu linda niña.
Salva, fueron sentimientos encontrados, muchas emociones, y mucha incertidumbre, pero afortunadamente ya todo eso quedó atrás, soy feliz de haberme ido, sobre todo porque he podido conocerme mejor, y saber hasta dónde puedo dar.
Saluti.

Ivis dijo...

Yuya, bienvenida por mis predios, he visto que escribes en el blog de Rob, qué suerte compartir trabajo con alguien tan positivo.
Un abrazo.

Al Godar dijo...

Pa'lante Ivis!
Apoyo completamente la proposicion del Guicho.
Mucha suerte.
Saludos,
Al Godar

Sofifaruk dijo...

Ojalá tener esa fuerza de voluntad que tu tiene en el cambio de su vida por amor.
Mis mejores deseos siempre!
Beijos
Sofia

Betty dijo...

qué jovenzuela Ivita! yo creo que como ha sido es lo mejor que ha pasado, cuando regreso a la Habana y veo allí las cosas que veo, creo que mi foto (y tu foto) serían diferentes ahora si no hubieras salido desde Boyeros ese día...caminante no hay camino, un beso guapetona

Flavia dijo...

Hola Ivis,
llevo muchos meses leyéndote, pero al ver esa foto no pude contener mis ganas de expresarme por aqui.
Busqué mis fotos,en el aeropuerto internacional de São Paulo, hace 11años, y encontré en las caras de mis familiares que quedaban allá, el mismo desconcierto mezclado con tristeza que tienen tus papás en tu foto, y viendo mi mirada perdida, cargada de incertidumbre por el mundo desconocido que me esperaba, me di cuenta de que el hecho de marcharnos de nuestra tierra, seamos de dónde seamos, nos hace iguales, partícipes de un sentimiento que sólo se entiende al ser vivido en primera persona.
Me alegro de que hoy podamos decir que valió la pena.
Saludos!!!

Ivis dijo...

Al, Sofía, Betty, Flavia, gracias por sus comentarios. Las sugerencias serán tenidas en cuenta.
Betty, tienes razón, ha sido un buen paso.
Flavia, bienvenida a mi blog, te añadiré a mi blogroll. Para ser brasilera escribes muy bien en español.
Ese sentimiento al que te refieres es indescriptible, es doloroso, pero bueno, por suerte, pasa. Un saludo.