viernes, 28 de diciembre de 2007

Jornada campestre

El campo mallorquín es precioso. Si no me creen, vean estas fotos.
Paisaje en dirección a Valldemossa, vean los muros de contención, la tierra está dividida en porciones para aumentar el área cultivable. ¡Qué listos!



Los "marges" o muros de pared seca son de las cosas que más me han impresionado aquí en Mallorca. Como aquí la piedra abunda, la han aprovechado de mil maneras y ésta es una de ellas. Aquí es muy raro ver cercas para dividir los terrenos, se usan estos muros que NO LLEVAN CEMENTO NI ARGAMASA ALGUNA, se construyen piedra sobre piedra y se sostienen por la fuerza de la gravedad. ¿No es maravilloso?


Otra vista de una montaña cualquiera. Aquí en Mallorca es de lo más común ver las montañas así seccionadas. Esto me hace pensar en la historia (en siglos) que tienen estas tierras, qué respeto.


Una síquia o embalse.


Las mandarinas de aquí son buenísimas, mandarinas y naranjas, diez veces (y me quedo corta) mejores que las de Cuba (la verdad no ofende, señores).



En Mallorca se ven muchas construcciones en terrenos irregulares. Nunca había visto aprovechar tanto la piedra.

Más terrazas, vean los muros o "marges".

Paisajes de ensueño. Mallorca es una roca, desde el aire se ve como una gran piedra.


Aquí en Mallorca el mar está por todas partes, aquí la entrada de la playa de Banyalbufar. Me imagino que si los mulos se marean la pasarán mal.


"Borriquito como tú, tururu, que no sabe ni la U..."

Este cerdito me estaba contando algo, claro que no lo entendí.

Estas dos están preñadas.
El cerdo negro (porc negre) mallorquín es famoso por sus derivados. La sobrasada (una especie de embutido típico de Mallorca) está buenísima, para chuparse los dedos.

7 comentarios:

Sebastián dijo...

Excelente reportaje, Ivis. El título me ha recordado la película de Jean Renoir "Une partie de campagne", basada en una novela de Maupassant.

Gracias por tu visita y los enlaces. Sin dudar he hecho lo propio. No sabes cómo celebro ese encuentro en el aire con el vacío.

He leído con cierta premura algunos de tus poemas y he descubierto imágenes con mucha fuerza. Ya iré conociéndolos con más tranquilidad. No cabe duda de que tienes el poder -y la virtud- de ser tú misma.

He enlazado "Literarte" también en mi blog de jazz, pues he visto que es un tema recurrente.

Gracias de nuevo y un saludo desde Murcia (donde las mandarinas nada tienen que envidiar a las de allí).

Ivis dijo...

Hola Sebastián,

Muchas gracias, querido, por enlazarnos.
Y gracias también por cuanto dices de mi blog; en Literarte hemos estado hablando del jazz en los últimos días, es que el jazz es un tema que a mí me fascina.
Estamos en contacto, y sí, por algo a Murcia le dicen "la huerta" allí todo debe estar buenísimo.
Hasta la vista.

Aguaya Berlin dijo...

Qué lindas fotos, Ivis! Cuando vaya por Mallorca algún día espero ver esos paisajes con mis propios ojos y comerme yo misma unas cuantas mandarinas... Te aviso antes, claro, para conocerte personalmente!!

Ivis dijo...

Claro, Agua, mira que de Alemania es muy barato. Embúllate, aquí me tienes y te enseño un poco esta isla, que es preciosa.

Té la mà Maria - Reus dijo...

muy buen reportage de esta maravillosa isla, asi como las fotos esplendidas, felicidades

saludos y besos

CAMINO INCIERTO dijo...

Ivis, la mejor embajadora de Mallorca,algo tendremos que hacer los mallorquines para que el Govern Balear se dé cuenta de esto.Yo ,mientras, te admiro por ello.

Ivis dijo...

Jajaja, amiga mallorquina, me haces reír. Lo que hago es devolver el cariño que he encontrado aquí en la isla, y no son palabras huecas. Además de buenos amigos, soy socia de ARCA, y me parece importantísimo cuidar el patrimonio (natural y arquitectónico) mallorquín. Un gran amigo mío, que es defensor acérrimo del patrimonio de la isla, me ha enseñado a apreciarlo.