sábado, 5 de enero de 2008

Más sobre la emigración cubana

Al parecer la entrada del otro día titulada "Mi generación", ha tenido resonancias aquí y allá, otros cubanos como Tony, de Generación Asere en Miami, y Aguaya, de Desarraigos Provocados, desde Berlín se han hecho eco y han aportado su visión del tema, muy interesante, por cierto.
Hay tanto que hablar de este tema, y esto es así desde el momento en que cada uno lo vive a su modo, son muchos cubanos (dos millones decía el Yoyo, yo diría más) los que han emigrado incluso en contra de su voluntad, y es un asunto peliagudo, nada trivial.
Hoy me ha llegado esta misiva de mi tía Tere, médico oftalmóloga, que vive desde hace dos años en Argentina. Un día lo dije, en mi familia andamos desperdigados, es increíble, como si nos hubiesen lanzado al aire: Argentina, Canadá, Estados Unidos, España, y pensar que hace poco más que una década estábamos todos en Cuba y celebrábamos grandes fiestas todos juntos, increíble que en tan poco tiempo todo aquello parezca una ilusión. Pero bueno, a lo que iba, les dejo con el mensaje que me mandó mi tía, lleno de sentimiento.


Dice el mensaje:

"¡Qué grande esa generación que ha sabido echar para adelante en tantos países que ya nos perdemos en el mapa mundi, pero que donde quiera que hay un cubanito de tu generación o de la mía hay un ejemplo de entereza y patriotismo.
Estamos allá en Cuba y se nos hace pequeño el camino a andar, no vemos la salida a nuestras limitaciones económicas y sociales, a la poca libertad en toda la extensión de la palabra y entonces queremos estar donde podamos resolver económicamente nuestras vidas y sentirnos más libres, y cuando logramos salir a otro mundo luchamos para ayudar económicamente a los que no han podido salir. Extrañamos la casa, la familia, los amigos, los centros de trabajo, todo, nuestro mar, el verde de las palmas, el canto de los gorriones, todo romántico , todo tan fascinante que te duele el alma y así lo hacemos llegar a los oídos de los coterráneos del país donde estemos, nos crecemos cuando hablamos de lo nuestro, envolvemos a cada interlocutor en ese ambiente tan cubano que luego ellos se preguntan: ¿y qué cara... hacen ustedes acá? Y hasta nosotros nos hacemos esa pregunta una y mil veces, pero... ¿si todos nos hubiésemos quedado en Cuba, qué hubiera pasado con nuestras generaciones? Estaríamos enarbolando las banderas del socialismo o estaríamos hechos unos viejos-jóvenes con la mente frustrada y los deseos de hacer cosas, de crecernos en nuestras capacidades, más fríos que un iceberg.
¿Cometimos algún error por dejar a nuestros seres queridos y nuestras vidas, allá, donde “morir por la patria es vivir”? No lo creo, cada uno de nosotros se planteó una meta, ninguno quería que nos pisotearan el intelecto, ninguno quería vivir dependiendo del familiar que ya había cruzado la frontera del mar. TODOS queríamos probar fuerzas y demostrarnos que sí se puede, que empezar desde cero es difícil pero que se logran expectativas y vemos paso a pasito que algo se logra, principalmente libertad de acción, pensamientos nuevos que te llevan a forjarte un futuro, algo casi prohibido en nuestro país, y claro que estoy convencida que el error nuestro hubiera sido no llegar a enfrentarnos con esta otra vida, nunca hubiésemos conocido el verdadero valor de nuestro empuje ni lo que vale a ciencia cierta NUESTRA PATRIA, pobre Patria, detenida en el tiempo, ninguno de tus hijos emigrantes, se alejó de ti por egoísmo, sólo por temor a perder nuestra propia identidad, y porque las condiciones están creadas para que seamos una generación de emigrantes. ES LO QUE NOS TOCO VIVIR. Un día vamos a volver, ESTOY SEGURA."

Así es, tía querida, vamos a volver, ponle el cuño.

12 comentarios:

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Me ha emocionado esta carta. Nos jugamos todo al irnos de Cuba, fue un pulso con nosotros mismos, pero lo único que nada nos puede quitar es la esperanza, por eso yo también quiero volver.
Saludos. Maylin.

El Plátano dijo...

Me gusta esa forma optimista de analizar la emigración, centrándola en el "suen~o personal" de cada uno que, aunque a veces obligado, nos hace sentir en el fondo el valor que tiene lo que hacemos con nosotros y con nuestras familias.

Aguaya Berlin dijo...

Sí, me parece que muchas veces nos sentimos muy mal estando afuera porque las 25 horas del día nos las pasamos pensando en Cuba. Y eso no está mal, pero hay que pensar un poquito también en el país nuevo donde se vive, para que la nostalgia no nos consuma las fuerzas que deben servirnos para seguir "paso a pasito".
Saludos desde Berlín!

Aguaya Berlin dijo...

Sí, me parece que muchas veces nos sentimos muy mal estando afuera porque las 25 horas del día nos las pasamos pensando en Cuba. Y eso no está mal, pero hay que pensar un poquito también en el país nuevo donde se vive, para que la nostalgia no nos consuma las fuerzas que deben servirnos para seguir "paso a pasito".
Saludos desde Berlín!

Aguaya Berlin dijo...

sorry... salió dos veces lo que escribí... :(

CAMINO INCIERTO dijo...

Nunca hay que olvidar lo vivido,sería como dejar alguna parte de nosotros.Yo creo que estáis esforzándoos por generaciones cubanas futuras y pasaréis a la historia, ¿qué hubiera sido de nosotros los españoles de ahora sin el esfuerzo de los que traían sus divisas trabajando fuera ,de los que se esforzaban dentro? porque la gente sencilla sólo queremos salud,trabajo y libertad. Mucho ánimo para todos.

Ivis dijo...

Gracias, amigos, por aportar su granito de arena a este debate. Creo que la esperanza es importantísima, no hay que perderla nunca, ni los sueños.
Vamos por el camino correcto, el del optimismo, y además, no hay que olvidar que el mundo también es nuestro hogar, que esos lugares que nos han abierto las puertas también son nuestra casa, donde tenemos ya a seres queridos. Al final estar fuera es provechoso: se aprende, se ven las cosas con objetividad, se ve mundo. Ahora sólo falta que podamos entrar y salir de nuestro país sin que eso sea un drama. Los habrá incluso que decidirán no regresar, y eso también está bien, la libertad es el objetivo.
Un saludo a todos.

RogerTM dijo...

hola gentes, por lo que se ve, todos los que han comentado aqui estan del otro lado, yo no, yo vivo aqui en Cuba, y siempre he querido largarme, pero no por que no me guste estar aqui, al contrario, es que como dice alguien mas arriba, tengo el deseo de ver mundo, de conocer personas de otras culturas, de otras lenguas, de otras temperaturas, y siempre me ha llamado la atencion que pasaria si logro algun dia poder salir, como me sentiria, y leyendo lo que escriben ustedes, pues confirmo lo que me he imaginado.
pero tengo el presentimiento de que este año algo pasara, se respira como una brisa de esperanza aqui en la isla, es hora de que cambie todo, y les comento una frase que me dijo mi madre la ultima noche del año anterior, -a este pueblo no se le puede pedir mas- y estoy totalmente de acuerdo con ella, ya las cosas que vivimos son desastrosas, realmente no se puede mas, y creo que como ustedes alla, estamos todos aqui, somos parte de una generacion que se perdio, que no existe, que no tiene ni siquiera idolos que venerar.
ustedes no son traidores a nuestra patria, son tan cubanos como los que aun estamos aqui, como los que quieres salir y entrar, como los que no quieren volver y como los que no quieren salir, y ya, no escribo mas, que me salen ronchas.
solo que debemos seguir luchando por nuestra Cuba, Cubita la Bella.
un saludo GRANDE desde las mas linda isla del mundo

rogertm

Aguaya Berlin dijo...

Rogertm, me ha emocionado mucho lo que has escrito!!! Pensarán muchos así y no lo sabemos desde afuera???? Cuando estaba allá por nada del mundo alguien se atrevía a comentar nada delante de terceros, ni de "segundos" tampoco... Yo a veces pienso cuánto me estoy perdiendo de ese cambio del que hablas se respira en nuestro país, quisiera haber estado allá para respirarlo yo misma pero no es posible por el momento... Ese cambio histórico es un privilegio vivirlo desde cerca o desde lejos, da igual. Cuando lo hagas tú, piensa que afuera habemos muchos que queremos lo mejor para los cubanos, estén donde estén, como dices tú mismo. Por lo menos cuéntame a mí como una más!
Un abrazo desde Berlín!!!!

Ivis dijo...

Roger, Aguaya, qué puente tan bonito acabamos de tender aquí. Es todo tan sencillo que no puede ser complicado. Hay que aceptar, hay que perdonar.
Roger, ojalá puedas salir pronto y ver mundo, aunque luego regreses, aunque ya salir no sea igual, no tenga la misma repercusión, siempre hay que alejarse del centro para poder ver mejor las cosas y siempre hay que ver mundo.
Te deseo mucha suerte, y dile a tu mamá que tiene mucha razón.

RogerTM dijo...

eh gentes, les comento algo, en cuanto al cambio, es real, se siente, no se que tiempo llevan fuera, pero hace un par de años lo que era CHTV ahora es el Canal Habana que transmite para la capital y provincia Habana, el caso es que el pasado sabado pusieron un documental de Ian Padron que se llama "Fuera de Liga", un documental dedicado al equipo Industriales, imaginence que cuando lo anunciaron no lo pude creer, yo lo tengo en mi casa y a cada rato lo veo, y me emociona siempre (soy fanatico de los Industriales).... bueno al grano, el asunto es que en dicho documental, se hacen entrevistas a peloteros que han salido de Cuba como Rene Arocha y el mas connotado de todos Orlando "El Duque" Hernandez, y que creen??? no censuraron ni un solo minuto de documental, lo pasaron completico, claro, antes se reunio un panel, hablaron Ian Padron, Sergio Ortega (comentarista deportivo), German Mesa, Javier Mendez y un cineasta importante que ahora no recuerdo el nombre, el caso es que este es un GRAN paso de avance, es hora ya de que se dejen atras estos falsos tabues en cuanto a las personas, en este caso deportistas que se van y siempre por una mejora economica...
en cuanto a lo que se habla, ya no se habla, se grita aqui, jajaja, les comento lo que me paso solo hace unos minutos, sali esta mañana en busca de un zapatero que me remendara los tenis, jajaja, ustedes saben, y pasando por una esquina un viejo le GRITA a otro, "Oye Luis, yo no entiendo esto chico, mira, lecheria sin leche, dulceria sin dulce, cafeteria sin cafe, carniceria sin carne, esto es Cuba chicoooo....!!!" y sigui, pero ya me alejaba.
bueno y pa terminar, lo bueno que tenemos es un gen mas en nuestro ADN que no lo tiene nadie que no sea cubano, es el gen del buen y sano humor.

saludos y suerte

PD: le agradesco me lean, tal vez es algo largo todo esto, pero aqui me siento libre de decir y expresar lo que no puedo, me siento libre escribiendo todo esto

rogertm

Betty dijo...

Hay cierta carga de remordimiento en la carta de la tía Tere, y es comprensible, por el efecto ruptura que implica dejar Cuba e irse a vivir a otro sito: dejar detrás a las personas queridas, dejar una realidad precaria y llena de problemas, montado en un proyecto personal. Pero quizás reconforte pensar que Cuba ha sido también antes tierra de emigrados, que muchos de nuestros mayores son la resultante de un proceso inverso, condicionado por el hambre y los horrores de la guerra civil española, que dejaron atrás a sus viejos y a sus hermanos pequeños. La de nuestro tiempo es, sin dudas, una emigración forzada, en términos demográficos, por el fracaso económico de un proceso que se ha sobrevivido a sí mismo sin encontrar la forma de ser viable. Es totalmente legítimo entonces que los cubanos encuentren la manera de crear riqueza o desarrollarse donde ello es posible y ayudar con ello a los que no pueden hacerlo. A pesar de los recurrentes ataques de "gorrión", trato de no ser patética y de querer lo que hago...y de ganar sin tristeza ese dinerito de las remesas. Tengo más clara ahora esa visión de pertenencia universal de que hablaba Ivis en una entrada que leí ayer, donde quiera que estemos está Cuba, Tere.