domingo, 7 de diciembre de 2008

La soledad de Yoani

Ayer, sorpresivamente, me encontré a Yoani por la calle. Fue como una aparición, pues justo andaba preguntándome dónde sería lo del evento blogger y en eso voy y me la cruzo. La impresión que me causó no pudo ser mejor. Su seriedad, su dignidad, su sencillez, me impactaron. En este país donde todo tiene de carnavalesco, de informal, encontrar a alguien consecuente es todo un hallazgo, y si esa persona resulta ser Yoani, pues ya es como una lotería.
Tuve la oportunidad de presentarme y preguntarle sobre el evento, que según me dijo está temporalmente suspendido, y de conversar sobre sus necesidades y las de los blogueros cubanos. Me habló, entre otras cosas, de la necesidad que tienen de documentación sobre el tema de los blogs, de cómo manejar las herramientas de blogger y otros gadgets. Le dije que en lo que pudiera la ayudaría, y por eso les digo, por si alguien puede recopilar informaciones de esta índole y enviárselas, yo haré lo propio a mi regreso, desde aquí es imposible.
Me llamó la atención una frase suya: mientras más seamos, menos vulnerables seremos. Me pareció tan difícil estar en su piel y sentirse todo el tiempo observada, amenazada por la incomprensión de quienes ven en ella algo más que lo que ella es, que ya es mucho. Hay aquí quienes dicen que ella es como el instrumento de una organización más potente, dirigida desde Estados Unidos, cosa que a mí me parece poco probable, porque yo sí leo su blog y sé que no tiene otras pretensiones que expresar libremente sus opiniones, que por lo general son críticas, pero qué se le va a hacer si este país está como está. Veo detrás de esos comentarios la semilla de algo más perverso que se va fraguando en torno a ella, la maledicencia de sus enemigos, que no son otros que los enemigos de la verdad, los que quieren que las cosas aquí se queden como están, seguramente para aprovecharse de esta situación insostenible, y veo en esto una gran amenaza para su seguridad, porque no hay nada como la intolerancia y el fundamentalismo, y eso abunda aquí. Creo que es preciso arropar a esta mujer que es una verdadera heroína, y lo digo pasando por encima de mis prejuicios contra los símbolos, pues soy enemiga de construir íconos de barro, que como sabemos se caen y se rompen. Pero la realidad impone defender a esta hija digna de nuestro país.

15 comentarios:

Aguaya Berlín dijo...

Ivis, estoy algo perdida y no sabía que estabas por allá!!

Que te hayas encontrado a Yoani, me alegro mucho!

Yo creo que puedo aportar algo: en Amazon hay libros sobre blogs, muy buenos para empezar (tengo un par de ellos en casa) y pudiera comprar alguno y enviarlo con quien vaya para allá. Necesito: quién va, para ponernos de acuerdo en cómo hacérselos llegar a esa persona, y dirección o alguna seña de Yoani, para que le lleguen más tarde a sus manos. Estaré al tanto por aquí también.

Si estuviera por la Habana, yo misma diera un par de clases...

Besos para ti!!!!!!!!

Güicho dijo...

Sí, debe estar bastante sola. Eso les pasa a los dignos dentro un pueblo cobarde.

Me alegro de que pudieras manifestarle la simpatía del exilio. Del económico o pasional también -que por fuerza de usar el cerebro en libertad acaba siendo político igual.

Saludos

lazaro dijo...

Ivis, nose exactamente que se puede hacer desde aqui (madrid) para ayudar a yoani, en cualquier caso si podemos colaborar por nuestra causa de las libertades, sabes donde estamos.

por cierto, eso de que hay una maquinaria atras mas potente es el viejo truco siempre utilizado por fidel, ya se la están preparando para decir que el imperio, la cia y tal.....en fin...saludos

Jose Varela dijo...

Prima, no dejes de tomar la direccion postal de Yoani asi como hacernos saber como hacerle llegar literatura o cualquier cosa que ella necesite.
Por cierto, yo he coleccionado todo lo que ella ha escrito en su blog desde el mismo comienzo y pienso mandarlo a publicar en un libro, a modo de enviarselo a ella de vuelta como regalo de apreciacion por su valentia.
Asi que si la vuelves a ver dile que aqui en Washington DC tiene un admirador.

Yoana dijo...

Ivis, que maravilla que hayas podido verla. Claro que está en peligro, si no le han caido ya encima es porque saben lo conocida que es y la resonancia internacional que tendría lo que le pueda suceder. Sólo de imaginarme en su lugar me estremezco, y se que yo no tendría valor para hacer ni la mitad de lo que ella hace. No es crear un ídolo, es solo apoyar a quien se atreve a lo que ninguno de nosotros se atrevió. Yo no se nada de tecnología, así que en poco puedo contribuir, pero te digo como Lázaro, si hay algo que pueda hacer desde aquí estoy en la mejor disposición. Dale un abrazo fuerte a esa cubana singular de nuestra parte, y otro para tí, que ya nos contarás como te las arreglas para bloguear desde allá? Un beso,

Rosa

Lazaro Gonzalez dijo...

Te incorporo a mi blogroll

Ivis dijo...

Agua:

No te preocupes, que voy a preguntarle a Yoani sobre la mejor manera de hacerle llegar estos libros. No obstante también puedes escribirle un mail a su dirección, yoani.sanchez@gmail.com
Yo por ahora no sé de nadie que venga. Estaré por aquí hasta fin de año, así que si encuentras a alguien y me lo puedes mandar(ya te mandaría mi teléfono por email), yo se lo podría hacer llegar.

Ivis dijo...

Güicho, otro saludo para tí, le manifesté mi simpatía y se la volveré a manifestar si tengo ocasión. Un beso.

Ivis dijo...

Primo:

Descuida, que se la pediré y te la mando. Será un bonito detalle.

Yoana:

19 minutos, 3 cuc, es el precio de bloguear desde Cuba. Pero vale la pena. Y tienes mucha razón en lo que dices.

Lázaro:

Ya sabes, los blogueros cubanos necesitan información sobre cómo bloguear y sobre todo, cómo optimizar el tiempo en internet. Y supongo que recursos técnicos, pero en todo caso, escríbele a Yoani a su email que es yoani.sanchez@gmail.com
Ella podrá decirte con más exactitud.

El otro Läzaro: Gracias, haré lo propio.

Anónimo dijo...

Soy un gran admirador de Yoani. He estado leyendo y participando en su blog desde el primer día; y he visto como todo ha crecido hasta convertirse en un fenómeno de enorme magnitud.

Durante todo ese tiempo continuó aumentando mi admiración por esa cubana excepcional.

Por favor, no dejeis de escuchar estas declaraciones suyas:

http://cgi.omroep.nl/cgi-bin/streams?/rnw/smac/cms/es_yoani_s_nchez_20081128.wma

Da gusto oir esa voz amable y conciliadora; y, al mismo tiempo, tan firme defendiendo los derechos de todos los cubanos.

Yoani se merece todo el apoyo que le podamos dar. Poder hablar con ella es un privilegio del que espero poder disfrutar algún día.

Gabriel

Anónimo dijo...

Saludos a Yoani.

Yo soy Medea dijo...

Pues Ivis me da mucha alegria tambien, hay muchas cosas sobre los blogs, pero ella hace su blog desde un sitio de internet, quizas le hagan falta otras cosas tambien, por favor si puedes postea mas detalles. Creo que todos podemos ayudarla mucho. Mis felicitaciones!

Jugulator dijo...

Hola Ivis, tambien mi sueno es conoser a esa "Heroina", aunque no sea la unica mujer cubana que se enfrenta al mostro con la pluma y papel.

No creo que Yoani este sola, tiene su familia y sus amigos fieles, que la acompana todo los dias.

Fijate este escrito tullo ya tiene 12 comentarios, el mio es desde Manhattan, osea que ustedes los Bloggeros Cubanos no estan solos, los leemos y apollamos su causa que es la causa de todo ser humano, ser Libre.

un abrazo y te visitare mas a menudos.

GaviotaZalas dijo...

Me alegro tanto de ese encuentro.
Creo que tus últimos post están cargados de ese calor que aqui nos falta, conserva las energías !!!. cuidate.

Anónimo dijo...

Soy el traductor italiano de Yoani (Gordiano Lupi - www.infol.it/lupi - lupi@infol.it). Yoani es una chica libre y sincera, no tiene nada que ver con la CIA y las otras locuras que estan solo en la cabeza de los castristas italianos y cubanos. Me alegro de ver que hay cubanitas que tienen coraje como tu. Saliò mi ultimo libro sobre Cuba (MI CUBA) y tiene un capitolo sobre Yoani. No sè como hacer para enviar el libro y estar seguro que llegue. Quiesiera que Yoani pueda leerlo.

Gordiano Lupi