martes, 30 de diciembre de 2008

Polvo en los ojos


Acabo de regresar de mi tierra y siento como si me hubiera caído polvo en los ojos.
Este ir y venir para alegrarme y entristecerme de nuevo va a acabar conmigo; pero no me quejo, peor es no poder ir. Por ello he dado las gracias cada día durante este viaje, y una vez en el avión que me traía de regreso también lo hice porque soy consciente de cuán afortunada soy, esto contrarrestó un poco el mal sabor de boca de la partida, que siempre, digan lo que digan, es dura.
Allá quedó un modo de vida ni mejor ni peor, diferente; el que tuve y al que ya no podré volver por mucho que me afane, pero me queda la satisfacción de haber coqueteado con mi pasado, haberlo tenido tan cerca y poder decir adiós, o hasta la próxima, sin remordimientos. Volver al pasado tiene su gracia, te explicas muchas cosas de tí mismo, de tu infancia y en este caso, de tu país. Dejé de escribir desde allá porque con la prisa y las distracciones sentía que no le estaba haciendo justicia a mi gente y a mi país, con todos sus matices que a día de hoy no acabo de entender porque, como quise explicar en el post del lobo feroz, una cosa es desde fuera y otra bien diferente desde dentro. Cuando la vista se te acostumbra a la penumbra, descubres qué país tienes, qué gente de carne y hueso lo habitan, con sus cientos de defectos, pero, paradójicamente, con unos valores que hacen temblar las piernas. "Es muy fácil criticar desde fuera", o eso al menos me dijo mi hermana una noche en la que nos quedamos ella y yo discutiendo de política hasta las dos de la mañana. La verdad es que perder el tiempo en esos temas es como para echarse a llorar, pero era inevitable: yo venía con ganas de pelea, y ella me paró en seco con toda su artillería de mesa redonda y su lógica de futura economista. Y ahí tuve que reconocer que no estaba al día (no veo mesas redondas) y casi me venció con su discurso apocalíptico (Cuba es un país pobre, si esto cambia mucha gente que hoy vive gracias a las ayudas estatales se morirán de hambre, etc. (por cierto, que en el ínterin eliminaron las gratuidades y esa parte de su discurso se fue al garete)), pero bueno, al fin, cuando ya me secaba las lágrimas con la punta de las sábana y casi que asentía, reaccioné, y me acordé de mi rabia y de la de tantos compatriotas en el exilio, privados de poner un pie en su tierra, de las censuras y las arbitrariedades, de la corrupción y las diferencias de clase abismales en un país dizque igualitario, y ahí me dije que todo eso estaba muy bonito pero que a mí no me iba a comer con el cuento de la caperucita, y terminamos sin llegar a un acuerdo pero con una desazón compartida. Ella quizás no estaba preparada para que le rompiera su globo en la cara con mi discurso trasnochado (ella tiene apenas 24 añitos, no ha salido de Cuba, va a la Universidad de los Revolucionarios, por eso, aunque es muy inteligente, no se le puede pedir más). Yo, en cambio, no estaba preparada para que una muchachita de 24 años que no piensa más que en salir a bailar me discutiera mis "verdades" con ideas (maniqueas o no) pero tan firmes, tan bien expuestas que casi me las trago. Y ahí me dije que mejor me dormía porque no estaba analizando las cosas con objetividad, porque un país en el que una jovencita puede hablar de política internacional no debe estar tan mal del todo (hice la prueba con mi prima que es maestra emergente, con un tipo que me dio botella, y todos me resultaron gratamente sorprendentes. La mesa redonda o la televisión educativa tienen su cosa buena, ya sé que me querrán crucificar, que no hay que confundirse, pero tampoco se confundan ustedes, hablo de nivel educacional, hablo de que la gente pueda hablar de algo más que de la televisión y de la crisis). Pero claro, como siempre, hablo con el corazón, se me olvida el precio que hay que pagar, que tiene que pagar todo el pueblo, para hacer gala de semejante excentricidad, que, por otra parte, no sirve de nada. En fin, que seguía sin ver las cosas claras y por eso no quise seguir despotricando a la ligera. Por suerte pasaron los días y empecé a verlo todo con más claridad, luego les daré mis conclusiones. El enfermo, según yo lo veo, es terminal, pero tiene órganos sanos, susceptibles de ser transplantados, aunque sean pocos. Luego continúo.

22 comentarios:

Lisetg dijo...

conno, Ivis, no me dejes asi...

No sabes lo exagerados que me parecen los que atacan tan ferozmente a Cuba, se ve que no han ido hace mucho, que no viven con su gente, aunque sea de lejos, los dolores y las alegrias.

Cuba es muy dificil de comprender.

Estare esperando las segundas partes. Mientras, te invito a ver las fotos que estoy subiendo de mi viaje.

saludos

Sofia dijo...

Ivis, qué bueno ouvirte hablar de tu tierra, esta linda tierra, pero que en el siglo que ya no existen, debe ser tan triste para que los cubanos, que vivió allí (y los que viven), ver el paso de los años y no hay cambios ... o los que hay, son a el "paso de caracol" ( se dice en Portugal). Uno de mis deseos para este año de 2009 (es para que haja cambios en Cuba), que apenas conocen mi deseo se cumple, pero no es mucho pedir.

Te deseo un Feliz 2009 para ti y que todos sus deseos se hagan realidad.

Beijos
Sofia

O.T.Socas dijo...

Buen blog, muy honesto tu análisis. Claro que todo tiene partes negativas y positivas. Hay que recordar lo que pasó en Rusia cuando hubo el cambio. Sería bueno empezar por quitar el bloqueo a ver que sucede. Ya no habría excusa para el desarrollo económico.

Aguaya dijo...

Espero ansiosa por la continuación...

Mientras, un abrazo y mis mejores deseos para el 2009, con polvo en los ojos y limpios de éstos.

Ivis dijo...

Liset. Es así, nada es blanco o negro, pero bueno, a veces se acerca más a un color que a otro.
Me pasaré a ver tus fotos ipso facto.

Ivis dijo...

Sofía, querida, te deseo lo propio. Sé cómo quieres a mi gente y lo que te gustaría, como a nosotros, que las cosas allí mejorasen. Brindemos por ello. Feliz 2009 para tí también, con muita saudade.
OT Socas, gracias por tu comentario. A ver si acaba de levantar Obama el maldito bloqueo, y así saber qué puede pasar. A ver.

Ivis dijo...

Aguaya, linda, no te he visitado en largo tiempo, pero lo hago en cuanto tenga un chancecito. Un beso y feliz año para tí, este es el año del evento bloguero, así que tiene que ser bueno.

María Gina Valero Ortiz dijo...

Me alegra que estes aqui , bueno en otra isla...en fin que todo lo que explicas me ayuda a comprender, y saberte, un abrazo.
P.D. feliz 2009 este es tu año, gastalo!!!!!

__MARÍA__ dijo...

¡Qué claro lo ves todo!
Aunque te parezca que estás confundida, todo lo contrario mi amiga, tú das en el clavo cuando dices: "-Cuando la vista se te acostumbra a la penumbra, descubres qué país tienes, qué gente de carne y hueso lo habitan, con sus cientos de defectos, pero, paradójicamente, con unos valores que hacen temblar las piernas-"
Si no fuera por el material de qué estáis hechos, era para volverse locos.
Sigo con interés tus conclusiones que te agradezco mucho.
¡Que tengas una buena entrada de año!
Y que ¡ojala! para nuestra querida isla el 50 sea el definitivo para despegar libres.

Besos Ivis

Anónimo dijo...

Hola Ivis,que alegria el entrar en tu blog esta mañana y ver queya estas de regreso(en el poco tiempo que llevo visitandote,seme hace imprescindible el leerte diariamente)
Comprenod tus reflexiones,durantemi ultimo viage a Cuba(antes de que se me negara definitivamente la entradaa MI pais)experimente un debate similar con familiares y amigos y desde entonces comprendi el gran enigma de la permanencia en el poder de nuestros gobernantes "Criollos":es tan grande el dogma "revolucionario",la falta de criterios alternativos,la demagogia lo cual unido a algunas realidades positivas y a un pueblo"instrido que no educado en libertad";hace que el debate de ideas se ahoge en un mar de argumentos a medias.
Saludos ROBERTO

Jose Varela dijo...

Prima,
Que bueno tenerte de vuelta.
Fuera de la isla por lo menos tienes la posibilidad de acceder a la internet sin restricciones permitiendote expresar lo que desees y ejercer el derecho univeral de libertad de expresion que no existe ni existira dentro de la isla del Dr. Castro.
Solo darte la bienvenida.

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

Tenemos que caber todos, buscar el espacio y hacer lo posible para convivir con nuestras diferencias.

Que reto tan grande el de respetar y ser respetados... a ver si poco a poco cada cual toma su piedra no para picharsela al otro, sino para ponerla de base y sentar la convivencia.

Feliz 2009 compadra, esperemos lo mejor, preparados para lo peor.

abrazo, tony.

Anónimo dijo...

Hay algo simple que los cubanos no entienden, y es que hay un mundo mas alla de la "revolucion". pero es explicable que tengan miedo al cambio. Cuando uno, como ente individual, decide salir de Cuba, el miedo a esa inmensidad que se llama mundo y a sus miles de posibilidades -buenas o malas- a veces te paraliza y te duele en el estomago, pero uno despues encuentra que el mundo no es malo, que hay que tomar decisiones dificiles, y para alcanzar la libertad individual, a veces, sacrificar cosas buenas y tambien muchas demasiado malas. Como pais, Cuba tiene que experimentar el deseo del cambio, de arriesgarse, y no seguir atrincherandose en el miedo -sobre todo, el que le han inculcado con doctrinas obtusas-. Tu hermana, es natural que tenga un pensamiento sesgado, y que repita consignas, y tambien, que ddentro de sus argumentos, diga muchas verdades, pero sobre todo, debe tener el miedo de quien no conoce nada mas que Cuba, y tiene miles de gusanitos que le han inculcado adentro, que la espantan.
Siempre es mejor vivir en libertad, aunque esto implique muchos dolores y apuros por la supervivencia, que ser animal de zoologico, aunque te pongan todos los dias un plato de comida en la jaula - a veces magro. Dolorosamente, conozco muuuuuchisimos cubanos que cuando los sueltan en la selva que es el mundo, se espantan y regresan a la jaula o nunca, en sus pensamientos, salen de ella, viven en el exilio asustados y anorando la abulica y limitada vida del zoologico. REcordemos que siempre los totalitarismos danan la psiquis de los pueblos, asi como danan su alma, su corazon y su buen juicio, ese es el objetivo de todo sistema autoritario.
Pero no te dejes confundir, Ivis, ellos estan atrapados, aunque no lo sepan, aunque tengan miedo. Y tu, tienes dos -o quizas mas- opciones. Si una es peor o mejor, eso lo decidiste tu, a base de mucho dolor y decisiones personales.
Confusion, es el legado del sistema. Y como no va a ser ese su legado, si surgio de buenas promesas, cargadas con malas intenciones. ES como el hombre amable, buen amante, que llora, y pide perdon a la amante y despues que la conquista, la golpea.
Los cubanos tienen el sindrome de la victima abusada: Fidel los ha jodido tanto, pero les ha hecho creer que EL le ha resuelto todos los problemas, que todavia no saben si deben deshacerse de EL.
Otra vez, el tipo las mantiene, es el padre de los hijos, les da de comer y les ha puesto un hogar -aguantarle unos golpecitos, aunque estos te pueden dejar ciega y matarte, a veces parece la mejor opcion.

Saludos

Midiala Rosales

PS:

He puesto unos videos de un concierto que hice en Miami, si quieren disfrutarlos, los invito a entrar en mi blog:
www.midiala-rosales.blogspot.com

OTRA VEZ, FELIZ 2009

Anónimo dijo...

Se me olvido agregar que en Cuba ya hay gente que desde hace anos, pasa muuuuuuuuuuuucha, pero muuuuuuuuuucha hambre. Hay que dejar de pensar en La HAbana y visitar los pueblos de Provincia. Hay una amiga que fue a Cuba, a Camaguey, hace unos dias, y me conto que vio a un hombre con un puerco chiquito amarrado a la bicicleta, por todo el pueblo, tratando de cambiarlo por un racimo de platanos para hacele un pure a su bebe de meses. Pues....nunca logro encontrar a alguien que tuviera platanos.
?Hay algo mas parecido al trueque primitivo que existe en Africa?
Y otra anecdota, para terminar. Tambien mi amiga me conto su sorpresa y su dolor cuando su sobrinito, de 4 anos, que antes cuando ella llegaba, esperaba ansioso juguetes y chiclets, la recibio en el aeropuerto con esta frase: Tia, Me trajiste un platanito?
Creo que no hay nada mas que agregar.

Saludos

Midiala

Ivis dijo...

Gina, ¡qué fuerza me transmites! Mil gracias, guapa, espero que este año también sea positivo para tí y tu linda familia.
Un abrazo.

Ivis dijo...

María:

Ojalá y tu boca sea santa, como dicen allá.
Gracias por tus palabras.
Particularmente creo que mi gente es especial por su simpatía, pero no creo que seamos mejores que otros pueblos, son las circunstancias las que hacen que nos vean desde fuera como héroes. Pero nada más lejos de la verdad, hay de todo, como en todo.
Muchas cosas buenas en el año nuevo.

Ivis dijo...

Roberto: Gracias por tus palabras, me siento muy honrada.
Has hecho un resumen muy bueno de lo que pasa allá, no puede haber debate cuando la gente tiene una visión sesgada de la realidad. Ojalá los de aquí no nos pusiéramos tan extremistas y los de allá no tuvieran tanto miedo a las ideas nuevas.

Ivis dijo...

Primo: Gracias por esta bienvenida, te caigo por allá en un rato.
Parece mentira, pero es cierto: en Cuba la gente no dice lo que piensa por miedo, y aún hay castigos para quienes pretendan irse de lengua. Qué cosa más surrealista ¿verdad'

Ivis dijo...

Midiala:
Cuánta razón tienen tus palabras. Esto es lo maravilloso de los blogs, que uno puede interactuar con personas que enriquecen sus puntos de vista. Gracias por darle una luz a mis pensamientos.
Y muy bonitas tus canciones, por cierto.

Betty dijo...

los ojos escuecen sí, por mucho que quiero ver el lado bueno de las cosas cuando voy, me doy de bruces con cosas que no tienen que ver con el bloqueo...la desidia, la simulación, el destimbalamiento moral. Lo hemos hablado muchas veces, las calles y los edificios se restaurarán con cantidades ingentes de pintura y cemento, pero una ciudad se compone también de sus gentes..y a ellas ¿cómo restaurarlas?

Michell Pérez Acosta dijo...

Cubanita compatriota:
No quiero contradecir abiertamente a tu hermana,pero creo q no es la ruta actual la q abrirá el cauce a una Cuba mejor,más digna,más plural...hay vida más alla del Comunismo,no lo dudes nunca,no tú, q estás viviendo esa otra vida..
T invito a dar una vuelta x mi blog..y si no es mucho pedir,m dejas un comentario en algún post.
Un abrazo cálido,a lo cubano..

Anónimo dijo...

Me fui de Cuba hace 11 años sin ni siquiera saber a donde iba porque sabia tan poco del pais a donde partia pero no tenia otra alternativa. Por mas de 10 años no quise saber nada de Cuba todos los malos ratos, amargas experiencias los he acumulado hasta hoy, pero el año pasado decidi ir. Es tan complicado lo que uno siente estando en Cuba, alegria de estar con la familia, amigos, tristeza por ciertas cosas, todos los dias despues de mi regreso me hago tantas preguntas acerca de mi estancia y de todo lo que vi alla que por cierto algunas cosas hasta se me habian olvidado. Tengo anecdotas del aeropuerto con los carritos para pesar el equipaje, no hay carritos sin carritos no se puede pesar, no hay bolsitas plasticas en las tiendas de divisas y tantos otros cuentos. Acabo de ver tu articulo Polvo en los ojos donde reflejas la realidad y no pude contenerme a hacer un comentario tambien. Muy buen articulo Ivis