martes, 16 de diciembre de 2008

Me declaro incapaz

De describir el turbión de sensaciones que me despierta Cuba y su gente en este viaje en que había decidido abrir los ojos, pero como duele tanto por momentos los cierro y vuelvo la vista hacia adentro, porque es preferible vivir una ilusión a enfrentar la realidad de esta tierra desolada, de este desarraigo galopante: ya no me siento parte de este país y su destino. Ocho años han bastado para romper el lazo y hacerme indiferente, o al menos aletargarme, matarme el dolor con una sola frase: no. Me niego a beber el veneno que me ofrecen con sonrisa amable, no quiero desgastarme intentando entender o queriendo explicar una realidad estúpida y errada. No soporto ver cómo se corroe todo debajo de la gastada pátina de oro “del que cagó el moro”, que no logra esconder los negros verdugones.
Lo peor: las justificaciones de la gente, la estrechez de visión, entendible pues no conocen otro punto de vista, el constatar que los seres humanos pueden adaptarse a vivir enajenados, con miles de trabajos, por no pensar que la vida puede ser otra cosa, que hay vida más allá de la novela y el pan de la bodega, vida sin criadores, sin engaño, dura y tal vez injusta, pero más real, sin tantos paños tibios que al final lo terminan por embotar a uno.
Lo mejor: el cariño de mi gente, la admiración que siento ante lo heroico del día a día de cualquier mujer cubana, más, mucho más que los hombres, me admiran las mujeres de mi país, incansables, coquetas, pero por desgracia aún discriminadas por esta sociedad machista.
Este post me va quedando algo disperso, procuraré continuar por apartados, pero será otro día, hoy ya me tengo que ir. Hasta pronto.

11 comentarios:

María Gina Valero Ortiz dijo...

Saludos querida Ivis......Estoy contigo,recuerda esta frase de una canción que igual tu cantabas...SOLO EL AMOR CONVIERTE EN MILAGRO EL BARRO.
Adelante que solo los que ven, moriran sabiendo,cuidate, te esperamos.

Anónimo dijo...

Ivis..No te machaques de mas. Pero a veces pasa eso que quieres ayudar y no encuentras la via. nunca es el momento y no estan las condiciones creadas..Tantas veces escuchado. Un Fuerte abrazo y disfruta del Espiritu Navideño. De ese momentico en la voragine, entre copas turrones y papeles que se abren que dedicamos a pensar de que va el rollo y enfocarnos en la imagen que transmite el renacimiento de la Fe.
Un fuerte abrazo desde Texas

Salva dijo...

Ciao Ivis,

i tuoi sentimenti, i tuoi pensieri, per il tuo popolo, ti fanno onore! Questo e´ ammirevole.
Ma d'altra parte, purtroppo, non c'e´ nulla che puoi fare di piu´.
Nulla di quello che gia´ fai, esprimendo quello che senti qui nel tuo blog.
E questo non e´ poco. Perche´ le persone ti leggono, e vengono automaticamente informati. Si Ivis, in questi pensieri si leggono piu´ cose, che da un giornalista che parla del tuo paese. Perche´ sono pensieri privati e civili.

L'amore della patria sicuramente e´ preziosa. Ma anche come una volta gia dissi, dove si sta´ bene, li si e´ anche a casa!

Un abbraccio Ivis,

Salva

Garrincha dijo...

oh, shit.
qué pena, ivis.
ningún dibujito mío te va a rreglar el día.
sorry.

Garrincha dijo...

http://miami-picapica.blogspot.com

Lisetg dijo...

Te declaras incapaz y sin embargo tus palabras son tan lucidas.

Yo no he escrito absolutamente nada de mi viaje. Tengo terror de hacerlo.

Quizas por eso es tan bueno leerte a ti.

Un abrazo, te acompanno en el sentimiento, de parte a parte, entera.

Ivis dijo...

Bueno amigos, gracias por vuestras palabras de aliento.
Quizás exageré al decir que no me sentía parte de este país y su destino, más bien quise decir que no me siento parte de este país tal y como está ahora, maltratado, sin dignidad, errado en muchos sentidos, pero sí me interesa su destino, aunque de momento poco puedo hacer por él, más que opinar, aprovechando la libertad que me brinda internet.
Quiero agregar que en el fondo, luego de la perreta, no estoytan pesimista, porque pesimismo es lo que se sobra aquí y una persona como yo, que no padece las carencias de aquí, no se puede permitir ese lujo, en cambio hay que seguir dándole aliento a la gente, a pesar de todo, por encima de todo, porque ellos no tienen la culpa. Y digo más, estoy convencida de que el pesimismo no ha ganado la batalla, de que la gente tiene voluntad de trascender las dificultades y vivir mejor, aunque les cueste romper la inercia, pero como una vez dije: la gente aquí está cambiando y se ha vuelto más pragmática (incluso demasiado en algunos casos), aunque lo que jode es que continúen con la doble moral, que es un parásito que hay que exterminar a como dé lugar.
Bueno, un abrazo. Gracias por sus comentarios, sigo captando mis impresiones desde aquí.

Ernesto Menéndez-Conde dijo...

Gracias Ivis,
he leido tu interesante cronica del viaje a la Habana. Las aguas fecales en un lugar centrico, tu encuentro con Yoani, tu final sentido de desarraigo. Lo he disfrutado.
Saludos y felicidades atrasadas por tu cumpleanos.

Ivis dijo...

Gracias, Ernesto, a tí por leerme, y por la felicitación.
Un saludo.

lazaro perez dijo...

Gracias ivis por estás reflexiones, veo que no estoy solo con mis dudas y confusiones acerca de si soy de aqui ó soy de allá, ó soy de los dos lados al mismo tiempo, ó si el sitio donde uno nace es sagrado etc.....creo que no es el momento de plantearce esas cosas, no sentimos los colores es todo, pero me gustaria dejar esa puerta abierta y sobre todo mostrarle a mi hijo madrileño de donde salio su padre.

En algo si discrepo, cuando dices que la gente no tiene la culpa de la situación actual, creo que todos somos un poco culpables, no pienso que una sola persona pueda y tenga el anti-merito de hacer daño a tantos millones.

Feliz Navidad Ivis y cuelga mas fotos de nuestro barrio.

Ivis dijo...

Mi hermanito, un saludo navideño para tí.
Creo que las culpas, como bien dices, las tenemos todos, pero hoy te digo que mejor no hablar de culpas porque eso no resuelve, lo que resuelve el problema es dialogar.
Un besito para tí y tu linda familia.