martes, 20 de noviembre de 2007

Ella

Ella ríe como niño
mira como asombrada
y lo pregunta todo.

Ella no tiene miedo,
no ha sentido la mano
que para los relojes.

Ella nos incomoda,
nos pone ante el espejo,
nos hace vulnerables.

O nosotros o ella.

3 comentarios:

Yvette dijo...

esto me ha dejado pensando...

Medea dijo...

ella es el ello?

Ivis dijo...

Jaja, no se tomen en serio lo que pongo, me salen estas cosas, pero muchas veces son hipotéticas.
Ella puede ser la conciencia, o esa niña que un día fuimos y no somos más, que viene a recordarnos que nos hemos vuelto acomodados, que (quizás) hemos renunciado a nuestros ideales. Es el Pepe Grillo que nadie quiere escuchar y que silenciamos (hipotéticamente, aún no me ha dado por matar), para seguir viviendo (o muriendo), depende.
Este poema no es políticamente correcto.