domingo, 4 de noviembre de 2007

Más de Halloween




Es que si no los pongo me entra cargo de conciencia. Estos dos pequeñajos, Victor y Tommy, vinieron a mi casa a buscar caramelos y se fueron con galletas de chocolate, que era lo que tenía.
Pero aproveché ya que estaban para sacarles estas fotos. Un poco violentos los muchachos, ¿no? Deben ser los videojuegos.

5 comentarios:

Yvette dijo...

Oye Ivis, menos mal que a mi casa no vino nadie el día de Halloween, porque te juro que si abro la puerta y veo a estos dos ejemplares creo que me mando a correr!!!

Ellos escogieron el disfraz o habrán sido sus padres???
Ya los niños no se disfrazan de Lobo Feroz o de algo así?

Té la mà Maria - Reus dijo...

tradiciones ianquis que se van imponiendo poco a poco

saludos

Anónimo dijo...

dan miedo estos peques,muy buena la actuacion,estoy de acuerdo con Ivette ya no hay disfraces de animalitos,florecitas?al menos asustan por cosas dulces,muy lindas tus corinas todo hay que decirlo me encantan y tu balcon uyyyyyyyyyyy con un libro y un buen vaso de vino sentado contemplando el panorama que me quiten lo bailao,saludos LEO

Ivis dijo...

Pues sí, señores, los niños de hoy son muy violentos, no sé por qué motivo pero ya esas ñoñerías del lobo y la caperucita como que se quedaron atrás.
Gracias Yve, amigos de Reus y por supuesto, Leo. Las cortinas las escogí yo, jajaja.

Ivis dijo...

Por cierto, creo que aunque sea una costumbre americana, a los niños siempre les ha gustado disfrazarse, por eso ha pegado, no por otra cosa. Pero es más, he descubierto en el blog de la amiga atlántica que la tradición viene de los celtas. Hay que ver...