domingo, 25 de enero de 2009

Otra recomendación (que no se deben perder)

Mi querido colega blogosférico Jorge Ignacio Pérez lanzó hace poco su libro "Pasajeros en tránsito", y mirando en su blog descubrí la sinopsis que aquí les dejo. Conozco el trabajo impecable de Jorge en su blog y por ello puedo asegurar sin temor a equivocarme que el libro será de exquisita factura. Aquí les dejo con la sinopsis y el link al sitio donde pueden adquirirlo.

Acomodar bien una maleta no es solo un oficio de mujeres. Son ellas las que saben depurar, ordenar, estar al tanto de que no falte nada importante. El protagonista de esta historia es un hombre de unos 40 años que se vio obligado a preparar su valija para siempre, sin la opción del regreso al país que le dio vida. Dejó de oficiar como periodista de un diario de tintas rojas para reciclarse en cuidador de ancianos, en una Barcelona moderna y mordaz, a veces inhóspita, incluso, para consigo misma. Estas páginas reflejan la vida de una ciudad, a través de los ojos de un hombre que se lanzó al vacío sin paracaídas. Pero se fue construyendo su lugar con el día a día. Entran amores, luces y sombras. Al lado de la melancolía está siempre el divertimento. La revolución cubana es solo un triste y dulce recuerdo para él.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ivis gracias por permitirme conocer lo que escribe Jorge Ignacio,es fantastico!!
Un saludo.ROBERTO

__MARÍA__ dijo...

Ivis, vengo de leer a Yoani y me he puesto tan triste...
Esa chiquilla allí solita, en fin.
Si los deseos se cumplen, espero que el mío lo haga pronto.
¡Viva Cuba libre!

Un saludo

Ivis dijo...

Roberto: Me alegro de qu ete gustara, Jorge es una persona encantadora y un mejor escritor, yo le tengo mucho aprecio, más desde que lo conocí personalmente. Es excelente.

María: Tranquila, Yoani es muy fuerte, es una fiera y está acompañada por muchos que estamos con ella, aún así no es fácil, pero ella saldrá adelante. Un saludo, guapa.

Jorge Ignacio dijo...

muchas gracias, Ivisota. Quería escribirte por interno, pero te dejo aquí mi cariño, nuevamente. un abrazo.

Ivis dijo...

No hay de qué, Jorgín, un beso.