jueves, 27 de agosto de 2009

¡Ah, las sensaciones del ayer!

Ya no sé si es verano o si es otoño afuera (en estos días en que estoy encerrada en mí misma), pero he determinado que para mí es otoño y como tal me apetece salir a dar un paseo al caer la tarde por una calle concurrida y sentarme en un bar bien elegante a comerme un pedazo de pastel de chocolate acompañado de una taza humeante de café. ¿Quién dice que el dinero no compra la felicidad? ¡Miente como un bellaco! A mí hoy esos cinco euros y una buena conversación -o un buen libro- me valen para ser feliz. Y luego no estaría mal meterse en el cine y dejarse llevar por la magia de alguna comedia entretenida y olvidar las preocupaciones, que total, la vida es una sola y el universo, infinito.
Estoy recuperando las sensaciones del ayer, estoy amaneciendo al buen vivir con este hedonismo que me caracteriza y con todos mis músculos en guardia para abrazarme a la felicidad dondequiera que se esconda. Que se aparten los coches que hoy sale para la calle esta "muñeca básica", como diría Juana Bacallao.

8 comentarios:

Salva dijo...

I soldi non rendono felice, ma ci rendono piú tranquilli ;)
Un caffé, un pezzo di dolce, una passeggiata al tramonto (beati voi che avete il mare per gustarvelo meglio il tramonto)!
Si, a volte basta davvero poco per staccare la spina, per dedicarsi a se stesso e rilassare anima e corpo. E a volte dopo di questo, si é piú chiari nella propria testa.
Io ti auguro che questi piccoli break ti faranno bene e che faranno parte della gioia di vita.
Peró ammettiamolo Ivis, sono momenti anche che ci danno forza per combattere, e molte volte anche ci ispirano a creare ;)

Un abbraccio,
Salva :)

Anónimo dijo...

Que se quiten del medio lo aburridos, los desamorados, los técnicamente correctos, los desapasionados y cortos de vista: viene arrollando esta muñeca básica, que básicamente es pura sensibilidad y ternura

Ivis dijo...

Salva, tú lo has dicho, hacen falta estos breaks para estar bien con uno mismo, hace falta un poquito de frivolidad en la vida para no concentrarse en los problemas, y para inspirarnos, y crear, crear, crear. Saluti!

Ivis dijo...

Anónimo, no sé quién eres pero me gusta eso, tiene tremendo swing. ¿Me dejas usarlo como slogan? Jajaja. Un saludo y gracias.

Teresa Dovalpage dijo...

Ay, sí mija, diviértete y come todos los pasteles que te apetezcan que la vida es corta. lo de muñeca básica me encanta, jajaja..

Silva dijo...

Ivis se ve que eres una muchacha llena de sensibilidad y que tu corazón es bueno y noble. Dios te bendiga y sigue adelante con tu trabajo..y muchas tardes de cafecitos y momentos de relajación y optimismo en tu vida..!!!

Ivis dijo...

Teresa, lo de comer muchos pasteles me lo tienen prohibido, por eso el deseo reprimido, jajaja. Ay, el repertorio de Juana es espectacular.

Silva, muchas gracias, eres muy gentil. Un saludo para tí.

bendeasis dijo...

ahhh ivis, juana bacallao, me has transportado a la habana de finales de los ochenta y se siempre tu, con pasteles o sin ellos