domingo, 6 de abril de 2008

Pinar del Río (qué lindo eres)

Llegada a Las Terrazas (reserva ecológica)


Lobby del hotel La Moka, vean la arquitectura respetuosa con el entorno.

Jardín de la entrada del hotel La Moka. El verdor es tanto que deslumbra.

Me encanta este hotel. Es muy romántico, ahí en las montañas. Una curiosidad: los baños tienen un cristal panorámico para ver hacia el exterior sin ser vistos. Las vistas son preciosas.

5 comentarios:

GeNeRaCiOn AsErE dijo...

la primera foto parece un cuadro!
saludos, tony.

Betty dijo...

este lugar es una verdadera belleza! Estuvimos allí un grupo de amigos del Instituto en octubre pasado y me quedé maravillada con el efecto de los árboles a los que se han dejado aberturas en los techos para que los atraviesen, el verde -que como bien dices deslumbra de tan intenso y en tanta gama-...y sobre todo el silencio, balsámico para los oídos agobiados de ciudad, solo el fluir del agua de las pozas del río San Juan más abajo, de las hojas ...es que creo que tienen prohibido expresamente poner música o generar ruidos....una maravilla de la que dejamos también fotos preciosas en nuestro blog (aún las tengo aquí como refrescador de pantalla del PC, las flores amarillas, mariposas raras que hay cerca del estanque de la entrada del motel) En fin, un gusto que rememoro aquí de nuevo en tu pantalla azul con estas imágenes...

Amiga Atlántica dijo...

Verdaderamente es una maravilla y si, como dice Betty, no se permite el ruido, pues el sitio perfecto para un romántico fin de semana.
Precioso, natural y salvaje.
Un abrazote desde Galicia Cubanita,
Mar

Ivis dijo...

Hola Tony, Betty, Mar... ¿cómo están? Un abrazo a todos.
Estoy editando los vídeos que grabé por Cuba. Es más complicado de lo que parece.
Nos vemos!
Gracias por visitarme.

El isleño dijo...

Ivita, a veces me sorprendo cuan seguidamente llegamos a similares conclusiones aún cuando tomemos vías diferentes... Las Terrazas es una de esas obras "raras" y "sostenibles" en esta isla nuestra, aquella que fuera la más hermosa que ojos viesen.

Ya la Betiña se me adelantó en cuanto a la visita de octubre último, cuando a ella le tocó el turno de volver a sus raíces... todos salimos de allá con "las pilas cargadas" espiritualmente... yo quizá un poco más porque estoy yendo a aquel lugar desde que soy un muchacho, desde que no había turismo, ni hotel Moka, solo una comunidad de campesinos bonachones y un restaurante pintoresco, donde se comía muy bien y hasta barato... después, las vueltas de la vida hicieron que tuviera que seguir bastante relacionado con diferentes proyectos en la zona y, para serles sincero, cada vez que leo a alquien decir lo que tu, exaltando lo que han visto allí, no puedo evitar sentirme orgulloso de mi pequeñísimo aporte para hacer de aquella zona un lugar paradisíaco...

y creo que, como mismo Ivis o Betty pasaron por allá y miren como piensas, todos los que se lleguen por esta isla próximamente, aprovechen y visíten el lugar, que no está muy lejos de La Habana... Seguro que no se arrepentirán!!!...