domingo, 16 de septiembre de 2007

Los valores morales

Son distintos, complejos, delicados
los problemas del alma y sus medidas.
Basta andar para ver.

7 comentarios:

Medea dijo...

Vi que entraste en lo del frigi... yo lo visito todos los dias... eso que escribes es un tema muy pero muy dificil... a veces solo el tiempo resuelve un conflicto de indole moral, y mas en estos tiempos de tanta furia... yo tengo un post en mi blog que se llama " el efcto mariposa y la amistad", quizas te diga algo...

Ivis dijo...

Hola Medea, bienvenida y gracias por tu comentario. Miraré eso que me dices en tu blog. Tienes razón en que es muy complicado eso de los valores morales, todo depende del punto de vista. A mí me interesa mucho ese tema últimamente.

Nosotras mismas dijo...

Totalmente de acuerdo.

Saludos.

Medea dijo...

yo tambien estoy muy interesada pues como bien dices en tu post es algo muy cambiable...ya desde Aristóteles existia esa preocupacion y el llamo etica a la manera de ser, el carácter. Así, la ética era como una especie de segunda casa o naturaleza; una segunda naturaleza adquirida, no heredada como lo es la naturaleza biológica. De esta concepción se desprende que una persona puede moldear, forjar o construir su modo d’ser o êthos.
¿Como se adquiere o moldea este êthos, esta manera de ser? El hombre la construye mediante la creación de hábitos, costumbres y repeticion de actos, como ves es algo que le prel hombre desde siempre. En estos tiempos de globalizacion e intercambio digital, se enfrenta uno mas rapidamente que nunca a personas con otros valores, no mas o menos validos, sabesmos que no se trata de eso... entonces como lidiar y no frustrarse ante situaciones que provocan una ola de emociones contradictorias... a mi me pasa tantisimo, que a veces no se ni como actuar...

Ivis dijo...

Muy interesante, Medea, yo diré como Sócrates, "sólo sé que no sé nada". Lo cierto es que si algo he aprendido es que no se debe juzgar porque cometemos el error de caer en el absolutismo, claro que todos lo hacemos, es como un instinto. No existe un término medio, cuando algo nos concierne no podemos ser imparciales, pero habría que intentarlo. Interesante tu artículo, esos matices son tan imperceptibles y tan ciertos a la vez...

Yvette dijo...

problemas del alma y del "entrorno"...

y relativos tambien son.

nos vemos el viernes en la fiesta de generacion asere!

Ivis dijo...

Allí nos vemos, aunque preferiría una fiesta real dondepoder mover las caderas, jajaja.