sábado, 15 de septiembre de 2007

Señales

Cuando uno espera las señales
siempre llegan al cabo, siempre llegan
a señalarnos lo que ya sabemos.


Soy una buscadora de señales. Casi cada día encuentro algo, y eso que no soy supersticiosa, que si lo fuera ya habría puesto una consulta.
No siempre son cosas tangibles. A veces son palabras, escenas simbólicas, coincidencias más o menos curiosas a las que mi mente encuentra significado. Quizás eso le pase a todo el mundo, pero yo quiero pensar que son señales puestas en mi camino por alguien que me quiere y me protege o pretende darme una lección.
Con los años me voy volviendo un poco mística, yo que no creía ni en mi madre, que no entré nunca a las iglesias porque era malo (según decían allá en Cuba), ahora encuentro en todo una explicación, aunque no precisamente en el camino de las religiones conocidas, es algo muy personal. Supongo que a todos nos pasa en algún momento de nuestras vidas que estamos más porosos, o simplemente prestamos más atención a las cosas subjetivas, a "esas pequeñas cosas" de las que hablaba Serrat, a ese perfume que nos trae el recuerdo de aquel amor, a ese pedazo de papel que apareció en el bolsillo de una cartera vieja...
¿Cuántas veces sucede que pensamos en una persona y ese mismo día nos la encontramos por la calle o nos llama por teléfono? ¿Telepatía? ¿Sincronicidad? ¿Mensaje divino? No tengo ni idea, pero me reconforta saber que siempre habrá sorpresas, por más rutinarios que sean nuestros días.
El otro día me encontré una cruz, un crucifijo en toda regla, con Cristo y todo, y lo recogí porque yo soy como esas viejas que lo recogen todo y lo guardan. Yo tengo la teoría de que si una cosa está en tu camino es por algo, así que voy guardando las cosas que me llegan, no por el deseo de poseerlas, sino por esa superstición que arrastro. Así tengo en mi casa montones de papeles, entradas de conciertos cortadas por la mitad, flores y hojas secas como para hacer un herbario, un Bart Simpson gigante que me gané en una feria, feo como la madre que lo parió (he intentado regalarlo varias veces pero nadie lo quiere), libros (sólo los buenos, los malos los regalo), folletos, revistas (no del corazón), fotos, accesorios informáticos varios, algunos que ya podrían ser considerados fósiles, libretas de notas con notas que jamás volveré a leer, libretas con poemas cursis, en fin, ahora que lo pienso, ¿para qué rayos guardo tanta mierda?
Bueno, los budistas dirán ahora que ese es el apego a las cosas y que contra eso hay que luchar, y yo estoy de acuerdo, ahora, que no me disgustaría que viniese un budista a mi casa a hacer un trabajo voluntario conmigo, para ayudarme a deshacerme de tanta porquería, a darle una salida útil, porque lo que considero intolerable es tirar a la basura cosas que tienen un valor sentimental.
Me he ido por las ramas, como siempre. Yo quería decir que el otro día me encontré un crucifijo, yo que no creo en nada, y que enseguida pensé que era una señal. Desde entonces lo tengo junto a mi mesa de trabajo, ahora mismo lo estoy mirando, es bonito, sencillo, de madera contrachapada, con un papel policromo pegado encima, con dibujitos, les pongo una foto para que se hagan una idea. Y enseguida pensé en mandárselo a mi mamá, no sé por qué, me vino a la mente, y se lo mandaré, en cuanto vaya para Cuba una persona de confianza, porque creo que en esto también importa el mensajero. Lo mejor de todo esto es que mi madre es atea, y no sé qué pensará cuando reciba la cruz, dirá que me volví loca o católica, y quizás lo primero, porque lo segundo, con todo respeto, no creo poder serlo, el catolicismo lleva implícita demasiada represión, además de tener un lenguaje más complicado que el de la programación php.
Lo del crucifijo es una señal, lo sé, pero ¿de qué? ¿Por qué nos aparecen señales sin que podamos descifrarlas? También cabe la posibilidad de que no fuera una señal sino una simple cruz que se le cayó a alguien, o peor, que no fuera para mí, y yo con esa manía de recogerlo todo... En fín.

5 comentarios:

Jose Varela dijo...

Prima

Este escrito me ha gustado, denota que ya vas siendo mas universal, que vas logrando romper los limites y limitaciones del alma, cosa esta que te dara la posibilidad de crecer dentro de un mundo nuevo y hermoso.

Yo, a diferencia tuya, siempre he creido en un ser superior (llamalo como quieras), hoy creo en que ese ser es pura energia positiva a la cula llamo Universo. Por lo que a lo que siempre presto extremada atencion a las "senales" que me llegan, pues gracias a ellas es que puedo confirmar la certeza de las cosas por las que debo pasar.

Esa cruz a mi me lleva a tiempo del arte Bizantino, Bizancio fue un emperador que recibio una senal en el cielo en medio de una batalla. La senal fue una cruz, y el confio en ella obteniendo la victoria, por lo que despues se convirtio al cristianismo. Yo creo en las vidas pasadas, en la reencarnacion, y te diria que esa cruz es una confirmacion de que en otra vida habitaste bajo el gobierno de Bizancio, no necesariamente que eras cristiana, mas que viviste en esa epoca, que crees?

Referente a las cosas que acumulamos, a mi me pasa lo mismo que a ti, imaginate que tengo una coleccion de todas las cartas, postales, y cosas que me han llegado por correo desde el ano 1979 al presente, coleccion que mantengo bien organizada, y que me da mucha satistaccion poseerla.

Con las cosas que no son tan importantes, lo que hago es que les tomo una foto digital y la guardo en la computadora, el original lo desecho o lo regalo, si es que vale la pena. De esta forma solo conservas la memoria y te liberas del objeto en cuestion, al final de cuentas los recuerdos no ocupan lugar fisico.

Bueno, espero poder ayudarte en algo con tus "senales".

Te envio un besote

Manolito

Ivis dijo...

Me encanta esa teoría, eso de la reencarnación me atrae, es que sino la vida es tan aburrida... Me encantaría haber vivido otras vidas antes que ésta, y mira que yo he procurado alcanzar frentes y vivir experiencias en la que me ha tocado, pero somos limitados.
Gracias, primo, a decir verdad yo siempre he prestado atención a las señales, a cosas aparentemente sin importancia, y me ha dado resultado hasta ahora.
Buen consejo el de las fotos, creo que tendré que hacer algo con tanta minucia. Tú sí que apretaste, 1979, coñó.

Medea dijo...

yo tambien soy muy descreida... sin embargo he tenido sennales de sobra, coincidencias, casualidades demasiado casuales para que sean casualidades... en fin... creo que si, que eso existe... yo le llamo " el mensaje de los angeles"...

Ivis dijo...

Hola Medea, cuéntame un poco más, yo tengo historias realmente curiosas, un día haré un post de eso.
Saludos.

María Gina Valero Ortiz dijo...

Teniendo tu el privilegio de una señal, es como una exclusi/ divina...mira por donde ser escritora en un tiempo en donde escasea la justicia y la paz.
El problema es que no puedes entender lo que no sabes de antemano, estudia sobre las religiones y mira que todo ocurre cuando tiene que ser y no antes,
Cuando estes segura de lo que hay en tu corazón experimentaras el milagro de Dios.
P.D. Este pots ya lo lei antes y solo espere tiepo para agregar algo, sin embargo publique algo en el mio dirigido a ti y paso sin pena ni gloria.
No sabes leer las señales y eso es un gran fallo.
Te queda mucho para ser y mostrar la belleza que Dios te dio.
Un gran abrazo.