lunes, 1 de octubre de 2007

Pessoa (porque todos tenemos heternónimos)

Al que le sirva el sayo que se lo ponga.

5 comentarios:

Medea dijo...

Siempre me ha llamado la atencion la capacidad que tenemos todos de dedoblarnos, de ser otros. pero Fernando Pessoa se paso, convirtio en poesia su necesidad de replicarse en varios. Como si una vida no bastara. No, no basta, verdad que no?

Osvaldo Cleger dijo...

Precioso!!! Llevo seis minutos borracho viendo este video. Conozco muy poco y mal la obra de Pessoa. Tengo que explorarla

gracias por apuntar en esa dirección

Ivis dijo...

Yo esto convencida de que una vida no basta, tendríamos que tener más, o sino hacer como la canción de Sabina, la del pirata cojo: disfrazarnos, ponernos "en el traje y la piel de todos los hombres que nunca seremos".
Aquí en Mallorca vive un profesor que ha traducido la obra de Pessoa al castellano, se llama Perfecto Cuadrado, y es catedrático de la Universidad de las Islas Bleares. Es una gran persona y un gran profesor. Te recomiendo "El libro del desasosiego" aunque tómatelo con calma, puede ser un poco triste, pero en pocos escritores he encontrado esa preclaridad, esas evocaciones.

Medea dijo...

Ayer despues que entre en este post me zambulli en Pessoa ( el que hay en la Internet, claro), descubri un sitio con los poemas de sus heteronimios, y decidi mandarle un poema a un amigo muy querido, solo porque me gusto, y me devolvio el mensaje diciendome que como sabia que Pessoa era su poeta preferido?. Ves Ivis, te replicas, dejas eco que se amplian en tis fans blogueros. Sigue asi, y gracias.

Ivis dijo...

Medea, cuánto honor el haber sido motivo de una alegría de ese tipo, Igual es que tengo cierta telepatía, o simplemente estamos en sintonía, tu amigo, tú y yo. ¿Conoces el concepto de la sincronicidad? yo lo conozco vagamente, tego un amigo, Tony, que está convencido de que existe este fenómeno y se ha leído varios libros al respecto. Yo me limito a repetir lo que él me ha contado, el misticismo no me da tan fuerte, todavía. Por cierto que Pessoa era bastante místico, creía en la magia y el espiritismo. Alguno dicen que tenía un trastorno de personalidad. a saber, y ¿quién no tiene un trastorno de personalidad?