sábado, 13 de octubre de 2007

Tormenta desde lejos

Te cruzaste conmigo, mujer/hombre
y miraste a mis ojos un instante,
y esa sola mirada ya valió haber nacido
y haber sobrevivido hasta encontrarte.

Esa sola mirada, ojos sin ojos
tormenta desde lejos y agonía
hasta verte por fín bajo mi cara.

Hasta entonces todo era intuiciones
deseos de encontrarte y una cesta
nadando río abajo hasta tus pies.

Chocamos dulcemente,
te tomé de la mano y me abrazaste
y al darme cuenta ya éramos pasado.

Conservo un buen recuerdo de ese instante.

6 comentarios:

General Electric dijo...

"una cesta / nadando río abajo hasta tus pies"

wow! me gustaría ser esa cesta... sospecho que lo que va navegando adentro debe ser algo bien sabroso

Anónimo dijo...

bonito poema, lo de llegar en una cesta a través del agua, es muy interesante,,el agua río abajo representa un poco los problemas de la vida y el hecho de ir en una cesta , es un detalle particular, de necesidad de protección femenina. Asi nos sentimos tantas veces,,por suerte hemos encontrado la mano q nos tira fuera del agua, aunque caigamos denuevo por otros motivos,,,Nademos fuerte Ivis, aunque si es a veces contra la corriente,,,Gaviotazalas

Medea dijo...

Pues estepoema me recuerda aquello de " la eternidad del instante"...

Ivis dijo...

General, acertaste, la que iba en la cesta era yo. jajaja.
Gaviota, no había reparado en esos detalles del subconsciente. Puede que tengas razón, gracias por la observación.
Mede, no me he leído ese libro, creo que es el último de Zoe Valdez, ¿es así? ¿está bueno? Tengo mis reservas de tipo estético con Zoe Valdez, pero entiendo que no escribe mal.

General Electric dijo...

pues por eso mismo lo dije, cubanita, si eres tú la que viene dando tumbos en una cesta aguas abajo... ahí estoy yo para recogerte [:oP ]

Ivis dijo...

Gracias, general, por el piropo. Es usted todo un caballero.