martes, 8 de julio de 2008

Esperanza

Juro que quería descansar del blog, pero no he podido; un desasosiego y algo como un malestar me lo han impedido. Entre otras cosas, por el mal texto de Los prejuicios cubanos, -malo, por subjetivo y en ocasiones injusto-. No es que sea tan grave, pues la mayoría de los tópicos que uso son inocuos, (o casi: no hacen daño más que a los acomplejados y a los patrioteros, a los preocupados por la imagen de Cuba de cara a los extranjeros (más daño le hace el Dinio), cuya opinión francamente no me preocupa porque si odiosas son las generalizaciones, odioso y decadente es para mí el concepto de Patria entendida como un saco donde cabe todo y donde hacemos de la vista gorda en aras de un absurdo sentido de pertenencia e hipotético bienestar, que en el caso de Cuba, es más bien malestar).

Pero no es mi intención volver a la carga, al contrario, quería disculparme con todos aquellos lectores que se sintieron ofendidos, porque no es menos cierto que utilicé el sarcasmo gratuito y un desapego que -aunque era necesario para hablar con objetividad- no es muy propio de mi modo de ser: yo soy la primera apegada a mis costumbres, la primera que cuando suena la música se levanta a bailar, y también, como otros, he pasado apuros cuando, al llegar aquí, no conocía el funcionamiento de las cosas. No soy tan cínica y aunque no lo parezca, me ha costado mucho integrarme a esta nueva sociedad (no lo he logrado del todo aún). Pero se trataba de un artículo crítico, por ello no tenían que estar necesariamente reflejadas todas las bondades de ser cubano, porque la crítica suele cebarse en las carencias. Es lo que hay.

Estoy de acuerdo en que se me fue la mano criticando cosas sin importancia y haciendo generalizaciones traídas por los pelos por ello hago esta fe de errata, para restablecer, si la hubiera dañado, la cuota de dignidad que le pueda haber restado al concepto de cubanía. No obstante, y aunque pueda estar de más, agrego que no me intimidan las chusmerías de unos y la corta vista de otros (los que me critican el desapego como si esto fuera el ejército). Y esto es todo lo que quería decir con respecto al texto.


Otro tema, y muy importante, he encontrado este bichito en el patio de mi casa, ¿alguien puede decirme de qué especie de trata? Parece una esperanza, pero es tan pequeñita... debe ser "la esperanza del mundo".






Por último quiero darles una primicia: he colgado unos poemas inéditos de Manuel Sosa en el blog de Literarte. Espero que los disfruten porque son muy buenos.

18 comentarios:

AfEhad dijo...

Primero que todo, mis felicitaciones por esta sincera y necesaria autocritica y segundo, el insecto de tu foto es un mantis.

ACRey dijo...

Ivis. No pasa absolutamente nada con escribir algo que en algún momento uno no quizo escribir. Yo puedo entender que al comenzar a escribir algo, los escritores, sienten una inercia que les lleva a un lado o a otro. Lejos del texto, si hubo error, fue no controlar esta inercia. Por lo demás, yo te aplaudo. De hecho, acabo de entrar en tu blog para ponerte algo que escribí sobre este tema, otro punto de vista, y resuelta que hallo este post. Ahí va: http://papelbit.blogspot.com/2008/06/qu-somos.html
Para llegar hay que copiar la dirección y pegarla en el navegador.
No lo tomes tan a pecho. Te recomiendo que escribas algún post fuera del tema Cuba o alegre. Te sentirás mejor. Será como respirar.
Un abrazo.

Queseto dijo...

Exacto, una mantis religiosa, las que se comen al macho después de aparearse...

http://es.wikipedia.org/wiki/Mantis_religiosa

Anónimo dijo...

Ivis me gusta mucho lo que dices,porque te sale del alma, lo que escribiste dicho esta y por una vez al leerte yo pensé que yo hubiera podido decir lo mismo.
Desde que descubri tu blog lo visito casi todos los dias.
Por qué no te llamas Ibis ?

Ivis dijo...

Gracias Afehad.
AcRey, gracias por tu consejo y por tu post, que ya he leído. Muy bueno. Voy a tomarte la palabra.
Queseto... ya sabía yo que me sonaba familiar el insectito ese, ¡pero si soy yo misma!
Anónimo, eso habría que preguntárselo a mi mamá, creo vagamente que no le gustaba la grafía de la I junto a la b y simplemente lo cambió. Ya sabes qué creativos podemos llegar a ser con eso de los nombres. Si me llamara Ibis, sería un ave zancuda, ¿no es bonito? Pero como me llamo Ivis salí con piernas cortas, más bien de pulga.

Sofifaruk dijo...

Ivis,

Desculpa, ma yo soy Portuguesa e voy a tentar escribir "Portunhol" :) para tu entenderes mejor.
Yo descobri teu blog, despues de pesquisar en outros blog, ma mi ponto de partida fue el blog de Yoani sanchez (lo qual soy un leitora assídua). Quando encontré teu blog, mi gostou mucho, prima porque aborda el tema de Cuba, despues porque mi gusta tua forma de escribir.
Yo fue a Cuba 3x en 1 ano. Tudo me encanta en Cuba.Yo lo entendo tudo o que escreves e tambien tu tristeza quando hablas de Cuba, porque yo no ha feito turismo en Cuba, yo vivi Cuba en los dias que estuve lá.Yo convivi con los Cubanos, con todos los seus medos, los seus sueños.Hoy continuo comunicando con Cubanos, aun que es una comunicacion mucho difícil.:(
Mi gostou mucho el post de May 2007 - ES QUE NO TENGO SUEÑO ( que tu escribiste) que yo publiquei en mi blog ( me faz recordar como soy yo).
Continua a escribir. Muchas Felicidades.Voy continuar mirando teu blog.

Besos ou Beijos Portugueses:)

Sofia



Mi

Yoana dijo...

Hola Ivis con "v" (es más lindo así, tu mami hizo bien). Coincido con todo lo que han dicho los demás, y en especial con la amiga portuguesa. Me encanta como escribes y te visito todos los días. Los defectos de los cubanos no son exclusivos nuestros, como tampoco nuestras virtudes, pero si es cierto que somos un pueblo especial, tal vez porque nuestra historia también lo ha sido (especialmente cruel, diría yo). Pero la Esperanza es la que no debemos perder - que coincidencia que ese es también el título de mi post de ayer, aunque yo me refería a lo que ha iniciado Yoani - pero me encanta la forma indirecta en que tu lo haces, con foto de mantis incluida, tan similar a ese grillito verde que en Cuba se llamó siempre Esperanza (adoro esa palabra, y ya ves, soy algo repetitiva). Tu sigue escribiendo que es un gusto leerte. Un abrazo desde Asturias,

Ana

Amiga Atlántica dijo...

Sin duda ninguna, una mantis religiosa.
Me alegra que hayas vuelto, Ivis, te echaba de menos por la blogosfera.

Elena Soto dijo...

Ivis una mantis religiosa ¡Qué suerte!existe además una conexión que siempre me ha llamado la atención un “mantis”, era un adivino o profeta en la Antigua Grecia. De ahí las mancias o artes adivinatorias.

Ivis dijo...

Sofía, qué maravilla que me leas nada menos que en portugués, eso me llena de orgullo. ¿Así que has ido a Cuba y has vivido como cubana? Habrás visto lo difícil que es... eso dice mucho de tí.
Oye, me ha encantado tu blog, desde la foto de presentación hasta el nombre y los contenidos. Hay un poema de Vinicius de Moraes que me encanta. Un besito.

Ivis dijo...

Yo ana, mil gracias y qué coincidencia. La esperanza es fundamental.
Un beso desde aquí y ánimos con tu blog.
¡Hola Mar! Tú sí que sabes de eso... ¿cómo está la ría hoy? ¿Y las Cíes?
Elena, guapa, no se me despista que tienes un libro que se llama "Mantis profetisa". ¡Tú sí que eres una maga de las palabras! Mándame algo, porfi, para Literarte.
Un beso.

Jose Varela dijo...

Prima Ivis

Muy orgulloso de ti al ver que eres valiente (generalizando o no) de decir lo que tu haz experimentado de nuestra cultura, y de compartirlo con todos los que te leemos a diario.

El lio de nosotros es tan enmaranado, que no creo quede tiempo suficiente para restaurarlo desde hoy hasta el fin del mundo. Pero es un fenomeno antropologico exquisito y digno de analizarlo a profundidad. Asi que dejemoslo a los especialistas, no te parece?

Lo que te quede de vida dedicatelo a ti. Enfocate en lo que puedes dar desde el centro de tu ser, y veras cuantas cosas positivas podras regalarle a todo el que se te acerque.

Lo que no puedas controlar, dejalo ir, pues asi estaras liberandote del ego que tantos lios nos trae cuando se nos pone en el camino.

Bueno, no quiero parecer que estoy predicando, solo compartir lo que yo aplico a mi mismo.

Me da gusto ver que tienes seguidores fieles, dispuestos a darte apoyo incondicional. Ese es uno de tus talentos, que debes aprovechar.

Me despido por ahora

Tu primo

Ivis dijo...

Gracias, primo, por tus sabios consejos.
Te quiero.
Un beso.

ben dijo...

bueno, yo fui uno de los que critico acidamente ( creo )tu exposicion de nuestras carencias como cubanos por su excesiva generalizacion y te hice la salvedad despues que no me senti aludido en lo personal, ahora leo esta autocritica y reconozco a una persona entera en tiy como te dije aquella vez, me quedo con ( y como )lo que escribes porque aun no tengo el gusto de conocerte, gentes como tu ayudan a borrar los estereotipos sobre los cubanos y eso ya vale un reconocimiento de por si, tu sigue escribiendo que en la literatura nada es error

Ivis dijo...

Muchísimas gracias, Ben, por tus lindas palabras.

Bati Burrillo dijo...

A mí la cara del bicho me recuerda a Raúl Castro.

Betty dijo...

Ay, Ivita el bicho del blogueo es el que te pica y te trae rápido al redil, ja,ja tienes mucho que decir para estar separada de la pantalla. Me alegro de pasar y encontrar estos posts...Por cierto, genial el "Culo Blanco" de Sosa LO HE DISFRUTADO muchísmo!!! ves? es que no me alcanza la vida para leer tantos buenos blogs! un beso

Ivis dijo...

Bati burrillo, es cierto que se da un aire, aunque a mí se me parece más a Alarcón, no sé por qué.

Betty, me alegro de que hayas descubierto La Finca de Sosa, que da muy buenos frutos.
Besos.