jueves, 17 de julio de 2008

¡A que sí!

Salgo a la calle. Juro que no lloraré, sin embargo nada más hacer contacto visual con algún conocido empieza la lucha: que si sí, que si no, que si una gota... que si no. Las lágrimas están locas por salir y yo las aguanto, me digo que no voy a hacer el papelazo en medio de la calle. Pero soy ingenua, no debí barajar esa posibilidad porque acto seguido la hago real -y de qué manera, justo en medio de la calle, a la vista de todos-. Y esta conciencia de mi actitud histérica hace que me ría en medio de mi desconsuelo. No me puedo fiar de mi llanto, no debo fiarme de mí, y es que, recuerdo, tengo todas las papeletas para sospechar que se trata de una manifestación -exagerada- de síndrome pre menstrual. Menos mal, me tranquilizo, pero no puedo parar de llorar, como si algún espíritu burlón me estuviera retando y diciéndome: "¡a que no te atreves!" Y yo contesto: "¡a que sí!" con todas mis fuerzas y con mocos.

En el fondo me alegro de volver a perder el control sobre mis emociones. Es buena señal: vuelvo a ser humana, quizás en el futuro llegue a escribir poesía.

11 comentarios:

Queseto dijo...

Don't worry... ¡tengo tremenda sábana/moquero pa' ti! ;)

Anónimo dijo...

Oh amor, donde estuve todo este tiempo?, como es posible que en mis viajes por san Miguel, nunca nos vimos?. Como nunca coincidimos en la pizzería o en el cine del Mónaco?. No me digas que estudiaste en el Varona o en el Rene, no confieses haber arrollado bajos los flamboyanes de Santa Catalina, en las fiestas homónimas. Como pude perderme toda esta sensibilidad?, como nunca te cogi un filo o te roce en una 201 repleta de cujaeños en pleno curso escolar?. Dime China, por que no trabajaste en cubana de acero?. Por que nunca coincidimos en la cola de la posada de vento? Por que la vida nos lanzo al exilio a miles de milla de distancia? .Ya se, el gran arquitecto del universo debe tener otros planes para nosotros, pero le advierto que no propicie un encuentro para cuando ya sea un viejo cagalitroso y ya no se me pare, por que de ninguna forma iré hacer papelazos ante la China de mi vida.

Besos muchos donde lo permita la decencia y los envidiosos

Yo

Ivis dijo...

Queseto, ¡guapa! No te preocupes que ya lloré todo lo que iba a llorar en un año.
Jajaja, chinooooo, ¡que una no es de piedra!
La china de tu vida, eso es mucha responsabilidad... qué cómico eres, ¿has pensado en dedicarte al humor? Creo que estás frío, frío en la ubicación geográfica, ni San Miguel, ni la Cujae, ni el René. El Vedado, la UH y el Guiteras. Pero eso no es importante ¿verdad? A Cubana de Acero lo único que me une fue un piropo que me dijeron cuando llevaba aparaticos, no te voy a preguntar si trabajabas ahí porque no soy curiosa (pero si quieres me lo dices, eso y por ejemplo tu nombre).
¡¡¡Gracias!!! Un beso para los dos.

Anónimo dijo...

Ivis no estaras embarazada,mira que da por llorar desconsoladamente,tanta emocion no es buena,jajajaja como esta el anonimo que te dice china,vaya amor desconocido,ahora entrar a tu blog es leer,disfrutar y reir con este nuevo amor tuyo,que falata me haria a mi uno asi que me hiciera sonreir,pasamelo china jajaaj un abrazo y no llores mas,todo tiene su razon de ser,Eva

Ivis dijo...

Pues no, eso no es, Eva, quédate tranquila.
¡Tú viste qué lindo! Así sí que da gusto leer los comentarios. Yo te lo presto, pero sólo un ratico, si él se deja, claro.
Saludos!

Aguaya Berlín dijo...

Pues si después de da por escribir poesía, pues por mí como si lloras a mares! que después será un gusto leerte!

Un beso, Ivis, y saludos para el anónimo, que va y coincidió en una 174 conmigo rumbo al Mónaco, jajaja, yo era la que vivía por Santos Suárez...

Aguaya Berlín dijo...

Ah, que no entendí bien, el conocido con quien te topaste, hace rato no lo veías?? o simplemente un conocido cualquiera?

Anónimo dijo...

Coño Ivis..asi que estuvimos ambos en el Guiteras!!! Yo sali de ahi en el 84....
Oye, y larga las lagrimas que eso nos ayuda al balance de fluidos. Despues te aclara la vista cuando hay mucho polvo en el aire....
saludos desde TX
Julio

Ivis dijo...

Julio, qué bien. El Guiteras tenía tremendo swing, jaja. Me temo que yo estuve un poco más tarde, salí en el 94. A lo mejor ya estaba por ahí Amparo, que era mi profesora preferida.
Un saludo. ¿Cómo sigue tu sobrino?

Aina dijo...

Hola Ivis,

Cuantas veces no habré tenido yo la misma lucha... y la habré perdido miserablemente.

Mi padre siempre me dice: "llora, llora, que hace que los ojos sean más bonitos".

Aina dijo...

Hola Ivis,

Cuantas veces no habré tenido yo la misma lucha... y la habré perdido miserablemente.

Mi padre siempre me dice: "llora, llora, que hace que los ojos sean más bonitos".