domingo, 1 de junio de 2008

¡Qué mal me caen los domingos!

Parecería que estamos ante el diluvio universal, en esta isla no para de llover y eso me pone de muy mal humor.
Hoy me siento como si me hubiesen amarrado delante del televisor, veo la vida de la gente pasar y me parece que la mía estuviera detenida. Veo con impotencia cómo se enferma la gente, mi madre me echa en falta, mis amigos no me tienen cuando me necesitan, mientras yo estoy aquí, atada a esta soledad que yo misma me he buscado: la soledad del escritor, ¡y una mierda! La soledad del egoísta, del tonto que piensa ingenuamente que en los libros hallará la respuesta, pero no es así; la respuesta está en los ojos de la gente, está en el compromiso, esos ojos y ese compromiso que yo he ignorado por mirar al horizonte, buscando en los celajes las señales que hoy sé no llegarán. Hoy que ya casi no puedo mirar a los ojos al amigo sencillo que me brindó su conversación amable, a los niños que vinieron a jugar conmigo y que yo ahuyenté con pose de persona mayor. Y aunque estaba claro que por ahí no se iba a ninguna parte, mi obstinación fue inmensa, e igual de grande será la caída.
Pero no me preocupo, hay que pagar los platos rotos, por suerte o por desgracia no se puede borrar todo de un plumazo y hay tiempo -largos domingos como el de hoy- para darse cuenta y levantar el teléfono y pedir ayuda, o disculpas.

13 comentarios:

Los Miquis de Miami dijo...

no te caigas, ivis, la soledad del domingo es fuerte en cualquier parte del mundo. en este miami, que las horas pasan sin darte cuenta, es el día que más se demora de la semana. a nosotros por acá también nos está pasando algo parecido.

Ivis dijo...

Jajaja, por suerte ya hoy es lunes, así que todo pasó. Muchas gracias, miquitos.

Anónimo dijo...

De mi lado la cosa es cuando me acuesto no muy cansado, que es cuando a eso de las 3-4 me vienen a la cabezsa los sueños de los que ya no estan, por mas que esten. Y hablo con ellos, aunque ya no pueda en el mundo real. Sueño con la Isla, con mi gente,con amigos, que todos estan lejos, al emnos fisicamente. Si Ivis, los domingos son del carajo. Por suerte esta mi hija, que me los cambia en una cuarta de tierra. A proposito de ella, esta enganchada de mala manera con bolek y Lolek...y me da una gracia su estante lleno de Barney's, de Dora, etc..y ella tirada en el piso con el Laptop, Youtube y Bolek y Lolek..recibistes mi correo?
Saludos desde TX

Ivis dijo...

Julio, esos sueños son letales, yo a veces siento despierta que camino por las calles de la Habana, es angustioso saber que no es real.
Afortunadamente la vida nos trae cosas buenas, com tu niña, que hacen que olvidemos esos malos ratos.

Anónimo dijo...

Ya es Lunes, ya paso todo, ya mi amor ya, tu ves una vez que comienzas a ocupar tu cabesita con cositas cotidianas, todo vuelve a ser real. Ya mi amor, ya paso todo, pero que linda eres, incluso sin aretes. Ya mi amor, ya paso todo. Pudiera darte un simple consejo, pero te perderia, pudiera decirte que mientras menos atiendas el Blog, mas vives, pero no lo hare. Ya mi amor ya, ya paso todo. Hoy es Lunes y en tu parte del Mundo ahorita es tiempo de ir a la cama y cuando abras nuevamente esos ojos preciosos sera Martes y te diras "mierda" ya mañana es miercoles, mitad de semana todoy no querras que este proximo Domingo te pase lo mismo y haras planes y el ciclo se repetira eternamente aunque este rodeada de miles de personas que como yo no querra que desatiendas este blog Pero ya mi amor ya, ya, ya paso.

Ivis dijo...

No sé quién eres que me hablas como si me conocieras, aunque no me suenas familiar. Es cierto lo del blog, no hay que atenderlo tanto, es el gran dilema.
¿Pero quién eres que me hablas de este modo? Por un momento pensé que eras mi madre pero... no. Gracias por el piropo. No sé, pero tus palabras son como un bálsamo. Mil gracias por ese cariño hacia mi persona. Gracias por ese calor que me han transmitido tus palabras, y por el consejo.

Aguaya Berlín dijo...

Te lo digo yo, Ivis: mis nin~os me hacen olvidar todo lo demás, y cuando estamos los domingos en casa, ya ni me acuerdo si extran~o a mares a Cuba o si quiero arrepentirme o no por algo que haya hecho; los chiquillos con sus ocurrencias me hacen reir mucho, y reir alegra también el alma.

Un beso,
AB

Ivis dijo...

Va a haber que ponerse para la cuestión, Agua, no creas que no lo he pensado, mi madre está loca por tener nietos.

Anónimo dijo...

No me conoces y estamos a mil años luz uno del otro o al menos a mil años luz de poder empatarme con un billete de avión por menos de one thousand cocos, así que sácame de tus planes para el próximo domingo.
Sucede que leí tu post y estuve en tu piel y como tantas otras veces he sentido el agua golpear la ventana de mi casa allá en el barrio y me recorre esa sensación de soledad amarga, si por que se puede estar solo y sentirse bien con uno mismo, como cuando te autosatisfaces y sabes que fue el momento preciso por que no te asalta el vacío final.
Un beso, donde menos duela y mas se aprecia
Digamos Yo

Ivis dijo...

Concedido, anónimo, te sacaré de mis planes para este domingo. Si cambias de opinión, házmelo saber.
Interesante lo del vacío final.

Anónimo dijo...

Mi amor, pero tu crees que con una mirada como la tuya, yo pueda tener opinión contraria, lo que no tengo es suficiente valor de cambio para adquirir el dichoso boleto, lo material, lo material. Pero es así lo material también me salva de faltarte, de no estar a tu altura, que paradojas moneda que te salva y a la vez me hunde; moneda que te hallo y me pierdo; moneda que te encuentro y no me tienes.
Yo

Ivis dijo...

¡Qué bonito, tú! Quizás es mejor así. Siempre he pensado que los sueños son mejores que (la mayor parte) de la realidad.
¿No crees?

Ivis dijo...

Tienes buen oído, dicho sea de paso. Presumo que eres poeta.